UPyD pedirá la retirada de la Ley de Seguridad Ciudadana en el próximo Pleno

El Grupo Municipal defenderá una proposición al respecto en la sesión plenaria de febrero, que se celebrará este viernes.  

 

El Grupo Municipal de Unión Progreso y Democracia en el Ayuntamiento de Ávila presentará en el Pleno que se celebrará el viernes una proposición en la que insta al Gobierno de la nación a retirar el Proyecto de Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana, al entender que pone en riesgo el ejercicio de derechos y libertades fundamentales reconocidos por la Constitución y vulnera los principios de proporcionalidad y seguridad jurídica.


La propuesta, que ha sido presentada para su debate en Pleno después de la petición efectuada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Ávila de abordar este asunto en el Consistorio, persigue además que el Ayuntamiento muestre su compromiso con la seguridad pública y rechace que los funcionarios públicos de los cuerpos policiales sean instrumentalizados como elementos de represión de la legítima protesta social.


En este sentido, UPyD considera inaceptables en una democracia como la nuestra las barreras al ejercicio de derechos cívicos y democráticos, y apoya a los colectivos que reivindican su desaparición. La Ley de Seguridad Ciudadana que está tramitando el gobierno del Partido Popular supone una restricción a derechos constitucionalmente reconocidos, como los de manifestación, expresión o información.


A juicio de UPyD, la Ley de Seguridad Ciudadana dificulta el derecho básico de reunión e ignora, por tanto, la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Por si fuera poco, esa ley traslada determinadas faltas del ámbito administrativo al penal, algo que perjudicará al bolsillo del ciudadano por tener que pagar abogados, procuradores y tasas judiciales. Además, esta norma, que nace con una importante oposición en todos los ámbitos, pretende legalizar las devoluciones automáticas de inmigrantes, negando el derecho de asilo que recoge, por ejemplo, el Estatuto del Refugiado de la Convención de Ginebra.


UPyD quiere destacar que el libre ejercicio de estos derechos es requisito indispensable para una mayor participación de los ciudadanos en los asuntos públicos, ya que sin ésta es imposible la regeneración democrática que el país necesita. Esta ley supone un paso atrás en un momento en el que la ciudadanía demanda un mayor control sobre la política y un acercamiento de sus instituciones al ciudadano de a pie.