UPyD lamenta el anuncio del Papa de no visitar Ávila y pide redoblar esfuerzos en la promoción del V Centenario

El portavoz de UPyD en el Ayuntamiento de Ávila, Manuel Vicente.

El Grupo Municipal considera que la promoción del Centenario estaba excesivamente centrada en una posible visita papal, y ha pedido que "se redoblen los esfuerzos para promocionar los actos del Centenario, con la implicación de las administraciones local, regional y nacional.

El Grupo Municipal de Unión Progreso y Democracia (UPyD) en el Ayuntamiento de Ávila ha lamentado la decisión del Papa Francisco de no visitar la ciudad con motivo del V Centenario de Santa Teresa, ya que "era el acontecimiento más esperado de la celebración, por lo que ha pedido que "se redoblen los esfuerzos para promocionar los actos del Centenario, con la implicación de las administraciones local, regional y nacional, y que se potencie la programación cultural en torno a la figura de Santa Teresa".

 

UPyD ha reconocido que, "aunque se ha trabajado mucho desde diferentes instancias para intentar conseguir que el Papa Francisco participara en esta efeméride, el error ha sido centrar la celebración del Centenario y el foco mediático en la visita papal, que ha hecho pasar desapercibido el programa cultural y turístico".

 

Según ha asegurado Manuel Vicente, portavoz del Grupo Municipal de UPyD, “lo cierto es que se ha actuado con muy poca prudencia a la hora de hablar sobre las negociaciones con el Vaticano en una posible visita papal, algo que hubiera ahorrado la decepción generada ahora”, y ha añadido que “se ha perdido un tiempo precioso en la promoción del Centenario en sí mismo”.

 

Según ha indicado, “el objetivo del V Centenario de Santa Teresa estaba excesivamente centrado en la posibilidad de que el Papa visitara Ávila, y al no producirse ésta, parece que el V Centenario queda deslavazado y obviamente se ha perdido uno de sus actos más relevantes y el que mayor repercusión social y mediática auguraba”.

 

Por ello, el Grupo Municipal de UPyD ha considerado que hay que reponerse de la decepción que ha generado en la ciudad la decisión del Papa, sin perder más tiempo en lamentarse, y hay que centrar los esfuerzos en poner la celebración del V Centenario de Santa Teresa en la primera línea de la agenda cultural de España y de Europa en 2015, incrementando los esfuerzos en la promoción nacional e internacional del programa de actos.