UPyD: "la prometida bajada del IBI no podrá llevarse a efecto hasta 2016"

El concejal de Unión Progreso y Democracia, Álvaro Aparicio, insiste en que el Ayuntamiento podría reducir en 2015 el tipo impositivo del Impuesto de Bienes Inmuebles.

El concejal de Unión Progreso y Democracia en el Ayuntamiento de Ávila Álvaro Aparicio ha advertido hoy que la promesa del Equipo de Gobierno del PP de bajar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para 2015, realizada en el último pleno municipal, no podrá aplicarse, atendiendo a la legalidad, hasta el ejercicio 2016 como muy pronto.


Aparicio ha explicado que el PP ha comprometido una bajada del IBI a través de la revisión del valor catastral de los inmuebles de la ciudad, algo que no puede solicitarse hasta 2015, de modo que no será hasta el ejercicio siguiente, en 2016, cuando pueda aplicarse esa reducción.  La propuesta de UPyD, sin embargo, podría llevarse a cabo para su aplicación en 2015, ya que la bajada del IBI propuesta por el grupo magenta se basa en reducir el tipo impositivo, que actualmente está fijado en el 0,5331%. Existe un margen de bajada del 24,96%, hasta llegar al tipo impositivo mínimo aplicable que se sitúa en el 0,40%.


En cuanto a las declaraciones realizadas desde la Cámara de Comercio de Ávila, Álvaro Aparicio ha indicado que no es cierto que se haya producido un cambio en la política tributaria del Ayuntamiento de Ávila, ya que el Equipo de Gobierno tiene intención de solicitar la aplicación de los coeficientes correctores en las valoraciones catastrales, no de modificar la política fiscal ni, como ha señalado erróneamente el PSOE, de abrir un procedimiento de valoración colectiva general  catastral.


Al respecto, el concejal de UPyD ha reiterado que hasta 2015 no se puede, atendiendo a la legalidad, solicitar a la Dirección General del Catastro del Ministerio de Hacienda la revisión del valor catastral. No es posible hacerlo antes de que transcurran cinco años desde la última actualización, y ésta se produjo en 2009, con entrada en vigor en 2010. En caso de solicitarse y ser aceptada, tarda en llevarse a cabo unos dos años.


Tampoco se ha producido ni por parte del Centro de Gestión Catastral ni por parte del Ayuntamiento una solicitud para la aplicación de coeficientes correctores de los  valores catastrales, que sí implicarían una bajada de las bases imponibles y, por tanto, del IBI.  Este trámite puede solicitarse desde el 1 de enero y antes del 31 de enero de 2015, de modo que no entraría en vigor hasta 2016.  


UPyD sí compartía la alegación presentada por la Cámara de Comercio sugiriendo que se estableciera un tipo de gravamen menor -la propuesta de la entidad cameral fue del 0,47%- para el IBI urbano. “Bajar el tipo impositivo que aplica el Ayuntamiento, competencia exclusivamente municipal, supone un esfuerzo previo, necesario y obligado para embridar el gasto innecesario y el originado por la asunción de competencias impropias”, ha recalcado Álvaro Aparicio.


Por todo ello, UPyD considera que lo más razonable y eficaz a corto plazo es aplicar una reducción del tipo impositivo del IBI y, además, optar por presentar la solicitud en plazo de la aplicación de los coeficientes reductores previstos.


Además, Álvaro Aparicio insiste en que “es urgente y necesario eliminar gastos superfluos e impropios y reducir la presión fiscal a través de la revisión de tasas y precios públicos”, una idea defendida por UPyD en las enmiendas a las Ordenanzas Fiscales 2014.