UPyD forzará una votación en el Congreso para recuperar los topónimos en castellano

Andrés Herzog y Rosa Díez

El grupo parlamentario de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) forzará una votación en el Pleno del Congreso para garantizar el uso del castellano como lengua común de todos los españoles y así, por ejemplo, recuperar los topónimos en castellano.

La formación magenta empezará este miércoles interpelando al Gobierno en el Pleno del Congreso a este respecto, un debate que dará lugar a la votación de la subsiguiente moción en la siguiente semana, cuando se prevé que se celebre la última sesión plenaria de la presente legislatura.

El líder nacional de UPyD, Andrés Herzog, y su portavoz parlamentaria, Rosa Díez, ya presentaron recientemente su propia proposición de ley para asegurar el castellano en todo el país y acabar con el "corralito" lingüístico que, a su juicio, existe en algunas comunidades autónomas como Cataluña o Euskadi, donde, "por desgracia", "no son infrecuentes" las discriminaciones por razones lingüísticas.

Como ejemplo, el partido magenta cita la imposibilidad de elegir el castellano como lengua vehicular de la enseñanza, la imposición de "aberrantes" multas lingüísticas, la desaparición de los topónimos y las denominaciones oficiales en castellano, la cooficialidad en el Senado o la ausencia del uso del castellano en los medios de comunicación públicos.

TAMBIÉN UNA PREGUNTA A MÉNDEZ DE VIGO

Con esta iniciativa, UPyD pretende impulsar una regulación "clara" del castellano porque, a su juicio, "no parecería lógico" que cada lengua de ámbito autonómico contase con regulación expresa en el marco de las competencias de las comunidades autónomas y no existiese una norma estatal sobre el uso de la que es "la lengua común y propia del conjunto de los ciudadanos españoles".

Además de la interpelación, UPyD también tiene previsto preguntar el próximo miércoles al ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, si se está garantizando el derecho de los niños castellanohablantes a la escolarización en su lengua materna en las comunidades autónomas bilingües.