UPyD exige transparencia ante la supresión de las unidades de ESO de Madrigal y Barraco

Unión, Progreso y Democraciaen Ávila, exige a la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León, que explique los detalles pormenorizados que le han llevado a realizar una propuesta para suprimir, el próximo curso, 19 unidades de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) en el medio rural, "medida que afectará a 480 alumnos en nuestra comunidad y a unos 60 en la provincia abulense"

Según explica el diputado provincial del partido magenta, Santos Martín Rosado, “podríamos apoyar una reorganización basada en la mejora de la calidad educativa y el beneficio del alumno pero, no podemos estar de acuerdo en una restructuración cuya única finalidad parece ser reducir el gasto público. No es admisible que, para ahorrar, la administración regional recorte en sanidad o educación sin antes eliminar duplicidades y entes sobrantes como las diputaciones”. Por ello, desde UPyD solicitan “responsabilidad y transparencia pero, ante todo, información detallada”.

 

Para UPyD, es esencial acometer una reorganización racional de municipios, pero ésta no puede basarse exclusivamente en criterios económicos sino que también debe garantizar la prestación, “con la debida calidad”, de los servicios de obligado cumplimiento, argumenta Martín Rosado para el que, cualquier reorganización escolar debe perseguir la mejora de la eficiencia pero también garantizar unas condiciones de vida suficientes para las localidades afectadas. En los casos de Madrigal de las Altas Torres y El Barraco, con una treintena de escolares de entre 12 y 13 años en cada municipio, “el traslado por carretera supone cerca de treinta minutos por viaje, algo que si bien no es excesivo, ni es la única ni, a nuestro entender, la mejor alternativa”, opina el diputado magenta.

 

Desde UPyD tachan de imprudente la actuación de la Junta “por aplicar medidas sin explicar detalladamente las motivaciones”; y de incoherente, “el guiño populista” del Presidente del PP de Ávila, Antolín Sanz, quien mantiene en la provincia, la postura contraria que el PP defiende a nivel regional, “para ganarse la simpatía vecinal”, concluye el diputado provincial del magenta.