UPyD exige la paralización de las obras ampliación de la Diputación

Javier Cerrajero y Ana Domínguez, durante su intervención. / Foto: Antonio S. Sánchez

La formación magenta ha exigido la inmediata suspensión de la mesa de contratación para la adjudicación de las obras, y señalan que si realmente consideran necesaria esta ampliación, algo a lo que UPyD se opone porque considera innecesaria, exigen que se elabore “un proyecto técnico serio, mediante concurso libre, una solicitud de licencia adecuada y una mesa de contratación con total transparencia”.

La coordinadora local de UPyD, Ana Domínguez, y el miembro del consejo local del partido, Javier Cerrajero, han exigido la suspensión inmediata de la mesa de contratación para la adjudicación de las obras de ampliación de la sede de la Diputación de Ávila y han acusado de que en el proyecto existe "ilegalidad" por parte del Partido Popular en la institución provincial en aspectos como la compra del solar donde se llevarán a cabo, en la contratación del arquitecto, “que no se hizo con un concurso público se hizo con un concursillo negociado sin publicidad” y en el “inflado de los precios”.

 

Según explicó Cerrajero, tras la suspensión de una primera mesa de contratación se hizo una “separata”, que consiste en “dividir por partes un proyecto redactado, visado y con licencia de obras para ir ejecutando las obras según se vaya teniendo disposición económica”, con una serie de modificaciones sobre el proyecto inicial, que “hemos estudiado de manera exhaustiva”, y en la que, apuntó, “casi la totalidad de las partidas o precios que aparecen en ella no se encuentran reflejados en el proyecto”, y las que aparecen “cambian de medición o de precio del material sin justificación alguna”, además de que en algunos casos "no existe licencia del Ayuntamiento".

 

Como ejemplos, Cerrajero señaló que “en el proyecto inicial aparecen entre puertas y ventanas exteriores un total de 96,24 metros cuadrados, mientras que en la separata aumentan hasta 120 metros cuadrados”, o que “en la carpintería exterior se ha cambiado un tipo de madera por otro más caro y se ha añadido vidrio y se ha reducido en 1.000 euros, de 1.500 a 500”, algo que “no entendemos”.

 

Y finalizó su intervención señalando que “si realmente se considera necesaria esta ampliación, algo a lo que UPyD se opone porque considera innecesaria, exigimos que se elabore un proyecto técnico serio, mediante concurso libre, una solicitud de licencia adecuada y una mesa de contratación con total transparencia”.

 

Por su parte, Domínguez planteó al respecto una serie de cuestiones dirigidas al presidente de la Diputación, Agustín González, al que invitó a explicar “la discordancia entre el proyecto y la separata; quién es el responsable de los supuestos errores de medición para que existan esas diferencias; cómo es posible que los materiales se hayan cambiado, así como su valoración; si esta obra es una necesidad o un capricho de su presidente; cuánto se pagó por la adquisición del inmueble y cuánto excede sobre el precio del mercado de aquellos años; por qué sigue sin explicar la Diputación los casi 3 millones de sobrecoste del proyecto original; cuánto le va a costar esto a los abulenses; y qué tipo de controles técnicos y jurídicos existen en la Diputación para que semejante chapuza llegue a una mesa de contratación”.