UPyD cree que el homenaje a las diputaciones debería hacerse a título póstumo

El partido magenta defiende la supresión de estas instituciones, lo que supondría un importante ahorro y mejoraría la calidad democrática.

El coordinador local de Unión Progreso y Democracia en Ávila, Manuel Vicente, ha manifestado que el homenaje a las diputaciones provinciales en el bicentenario de su constitución debería haberse hecho a título póstumo y haberse aprovechado el acto para celebrar el nacimiento de ayuntamientos capaces de prestar servicios a los ciudadanos de forma más eficiente y cercana.


Manuel Vicente ha subrayado que suprimir las diputaciones supondría un importante ahorro, ya que estas instituciones gastan la mayor parte de su presupuesto en mantenerse a sí mismas y no en prestar servicios a los ayuntamientos, y además mejoraría la calidad democrática, puesto que son organismos cuyos representantes no son elegidos de forma directa por los ciudadanos. Algo que finalmente no ha recogido la nueva Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local.


“Desde UPyD pensamos que se ha perdido una oportunidad de oro para abordar, de una vez por todas, una reforma de la Administración Local que los ciudadanos necesitan y demandan”, ha señalado Vicente. También se ha desaprovechado la ocasión para apostar claramente por un municipalismo real que dote al ayuntamiento, como administración más cercana al ciudadano, de capacidad de gestión, de financiación y del poder verdadero para poder prestar los servicios necesarios, ha añadido.


Al contrario, ha lamentado el coordinador local de UPyD, “con el mantenimiento de las diputaciones provinciales y el vaciado de las competencias municipales se pierde notablemente la capacidad de elección democrática de los ciudadanos y deja a muchos concejales de pueblos sin posibilidades de hacer nada salvo suplicar o intentar convencer a los diputados provinciales, que realmente serán los comisarios políticos, del desarrollo de los pueblos y la pérdida total de la capacidad de decisión de muchos ayuntamientos”.
La poca eficiencia de estos organismos provinciales se añade a la falta de transparencia de la gestión que hacen sus dirigentes, opacidad que aumenta en gran medida en lo que se refiere a política de personal.


Lo que el partido magenta propone es la eliminación de las diputaciones, a la vez que una fusión de municipios que permita que ayuntamientos más grandes puedan prestar servicios a los ciudadanos a menor coste y de manera más eficiente, sin necesidad de la existencia de estos órganos provinciales, lo que redundaría en un menor gasto público y una racionalización de nuestra estructura administrativa.

 


La respuesta del Gobierno Rajoy a la propuesta de UPyD de fusionar municipios y eliminación de las diputaciones obedece al objetivo de mantener el bipartidismo clientelar y obsoleto, quita competencias a los municipios para asignárselas a las instituciones más opacas y sin control democrático, que son focos de corrupción y nepotismo.
A juicio de UPyD, se trata de dar un paso más para mantener las redes de las campañas electorales, el clientelismo y la colocación de incondicionales.


Por último, Manuel Vicente muestra su reconocimiento a la labor de los alcaldes y concejales de los pueblos de la provincia de Ávila, que desempeñan un papel fundamental de servicio y que en muchas ocasiones deben hacer frente, con escasos medios y pocos apoyos, a los problemas cotidianos de sus municipios.

Noticias relacionadas