UPyD considera que la rebaja fiscal llega tres años tarde y es insuficiente

La concejal y el portavoz de UPyD, Marta Muñoz y Manuel Vicente.

El Grupo Municipal de Unión Progreso y Democracia en el Ayuntamiento de Ávila ha presentado una veintena de enmiendas al proyecto de Ordenanzas Fiscales 2015, criticando el “tufo electoralista” de la propuesta del PP, que presenta una bajada de impuestos que “llega tres años tarde” y es “insuficiente”. 

El portavoz del grupo magenta, Manuel Vicente, ha explicado que las propuestas de UPyD "persiguen bajar la presión fiscal desorbitada que sufre el ciudadano de Ávila", además de que "también persiguen añadir un grado de equilibrio social en las ordenanzas y ayudar al cumplimiento de las obligaciones fiscales de empresas que tienen contratos con el Ayuntamiento".

 

La política económica del PP se asienta todavía en el despilfarro, en el mantenimiento del gasto superfluo y de las competencias impropias, unido a la falta de rumbo y de objetivos más allá de superar este curso electoral”, ha criticado, para lamentar que el alcalde presuma de una “bajada histórica” cuando se ha realizado “un derroche épico”.

 

“Estos tres últimos años hemos tenido y mantenemos aún una presión fiscal insostenible para autónomos y pymes y que también ha dejado los bolsillos de los ciudadanos vacíos y sin posibilidad de mantener el tejido económico abulense”, ha subrayado.

 

Por su parte, la concejala Marta Muñoz detalló las 20 enmiendas, de las cuales ocho han sido aceptadas por el Grupo Popular. En cuanto a las ‘Medidas para el desarrollo económico de Ávila’, Muñoz manifestó el apoyo de UPyD, aunque se reclamó al PP, “en aras a la transparencia y en la lucha contra el fraude fiscal”, que se exigiera a las empresas que obtengan los beneficios fiscales anunciados estar al corriente de pago de sus obligaciones con todas las administraciones y que su declaración de utilidad fuera aprobada por dos tercios del pleno, y no por mayoría.

 

En cuanto al IBI, UPyD ha propuesto una bajada hasta el 0,488, que sería posible si se acompañara de la "supresión de partidas innecesarias". También se solicitó que no se llevara a cabo la bonificación del 25% en este impuesto a los edificios histórico-artísticos en los que se desarrollan actividades con ánimo de lucro; el fraccionamiento del pago del IBI en tres veces o la bonificación del 50% para los edificios que aprovechen el agua del subsuelo para uso propio.

 

En cuanto al impuesto de vehículos, Marta Muñoz ha aplaudido la rebaja pero no comparte que el descuento sea mayor cuantos más caballos fiscales tenga el vehículo, y en cuanto al ICIO, UPyD pidió una bonificación para los mayores de 70 años que realicen obras de adaptación en su vivienda habitual. Sobre las plusvalías, ha negociado con el PP una bonificación del 95% para el cónyuge, ascendientes y descendientes en caso de fallecimiento para inmuebles de hasta 100.000 euros.

 

Además, este año UPyD ha vuelto a insistir en la conveniencia de unificar las tasas de recogida y de eliminación y tratamiento de basuras, bonificar el pronto pago de la misma y retirar la delegación de cobro al OAR, y se ha manifestado en contra de la reducción de la tasa a centros religiosos a 100 euros anuales, en vez de los 500 establecidos hasta ahora.

 

Otras propuestas son la reducción del 10% en la tasa de basuras para restaurantes que promuevan menús infantiles saludables; el mantenimiento de la exención de pago de la entrada a las piscinas municipales para grupos de personas con discapacidad, reducciones de tasa para eventos deportivos de interés y exención en aquellos con fines benéficos y  el incremento de las tasas en un 30% si se usan las instalaciones deportivas con fines mercantiles, como por ejemplo para dar clases.

 

En cuanto a la tasa de terrazas, Muñoz expuso la necesidad de fijar dos temporadas –estival y anual- para evitar la permanencia de instalaciones sin uso durante el invierno que afean la imagen de la ciudad.