UPyD busca reducir los intereses por los cinco millones que Aqualia anticipó al Ayuntamiento

Javier Cerrajero también ha propuesto anticipar la licitación para acudir a financiación a corto plazo a través de una cuenta de crédito.

El Grupo Municipal de Unión, Progreso y Democracia en el Ayuntamiento de Ávila pretende reducir el coste financiero derivado del anticipo del canon de Aqualia por cinco millones de euros.

 

En opinión de su portavoz municipal, Javier Cerrajero, "la renegociación que el Ayuntamiento llevó a cabo en relación a la deuda financiera que el Ayuntamiento mantiene con las entidades de crédito, puede y debe hacerse con los cinco millones de euros que la empresa concesionaria del servicio de aguas anticipó hace años al Consistorio a un tipo de interés muy superior al que hoy en día puede manejarse".

 

UPyD ha solicitado, además, información sobre cuál ha sido el importe del canon en el ejercicio 2015, a qué se ha aplicado y el documento que en su día se firmó, en el que figuran las condiciones financieras del anticipo de los cinco millones de euros que el Ayuntamiento solicitó a Aqualia, así como un informe, por parte de los servicios económicos, que detalle el coste de la operación que en su día se acordó y el sobrecoste que a día de hoy supone a las arcas municipales.

 

"Entiendo que las condiciones actuales, tanto del Ayuntamiento como del mercado financiero, permiten plantear un nuevo plan de devolución. Eso es lo que he solicitado, porque entiendo que es posible y beneficia a los ciudadanos", ha explicado Cerrajero.

 

UPYD también ha propuesto anticipar la licitación para acudir a financiación a corto plazo a través de una cuenta de crédito.

 

Señala que esta operación se solicita todos los años con el fin de no retrasar el pago a proveedores los primeros meses del año. Sin embargo, como pronto la operación se contrata a finales de febrero o marzo, cuando la mayor necesidad de liquidez es precisamente en el primer trimestre.

 

"Me parece lógico contratar esta línea de crédito cuanto antes; más aun teniendo en cuenta que actualmente los intereses que el Ayuntamiento paga son mínimos. Es una herramienta excepcional para reducir el período medio de pago a proveedores, para quienes el acceso al crédito es más complicado", ha finalizado Cerrajero.