UPyD analiza con el Comité de Empresa los recortes de SAD

El Grupo Municipal de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Ayuntamiento de Ávila ha denunciado que el Ayuntamiento de Ávila recortará la partida presupuestaria del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) en torno a un 20 por ciento a la empresa encargada de la gestión indirecta de este servicio
 Así se lo comunicó el comité de empresa de Grupo Norte a los concejales de UPyD durante una reunión mantenida en la tarde de ayer.A falta de una confirmación oficial, desde el comité de empresa se estima que de las 10.000 horas mensuales de ayuda a domicilio que se estaban prestando en la capital abulense, pasarán a 8.000 horas, tras la reducción aplicada por el Ayuntamiento a todos los beneficiarios de este servicio, ha explicado la concejala de UPyD, Ana Rosa Pedriza, quién ha mostrado su preocupación por estos trabajadores que verán reducida su jornada laboral en esta misma proporción.En estos momentos, la plantilla que desarrolla este servicio es de 80 trabajadoras, todas mujeres, cuyos contratos contemplan una media de 28 horas semanales, con lo que la consecuencia de esta reducción es que muchas trabajadoras pasarán a tener contratos inferiores a media jornada, en el mejor de los casos, ya que cabe la posibilidad de que se realicen despidos, ha alertado Pedriza.En el seno del grupo de trabajadoras que desarrollan el Servicio de Ayuda a Domicilio en la capital abulense existe una gran preocupación ante su futura situación laboral y económica, pero también han denunciado la reducción de la calidad en el servicio que prestan tras estos recortes, ya que se les reducen los tiempos para realizar mismas tareas, llegando en muchos casos a tener 23 minutos para asear y acostar a personas con movilidad reducida. De esta manera, para las empleadas de Grupo Norte se está deshumanizando un servicio que tiene como principal objetivo el socializar y no abandonar a las personas mayores y dependientes.Para la concejala magenta, lo que está intentando el Ayuntamiento con esta reducción es que se siga prestando el mismo servicio por menos dinero, ya que estas trabajadoras normalmente siguen empleando más tiempo del remunerado.Por este motivo, UPyD pide al Equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Ávila que cumpla su promesa de blindar los Servicios Sociales y no aplique estos recortes.