UPyD afirma que a la Estrategia Turística de Ávila para 2015 “le falta rigurosidad”

El Grupo Municipal de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), en el Ayuntamiento de Ávila, afirma que la Estrategia Turística 2015 elaborada por el consistorio, “peca de una lamentable falta de datos y carece de la más mínima rigurosidad para establecer un diagnóstico fiable de la situación del turismo en nuestra ciudad y poder decidir, con criterios objetivos, las mejores líneas de trabajo a seguir. Por el contrario, el proyecto presentado parece elaborado para justificar decisiones tomadas de antemano”

Según explica Manuel Vicente, portavoz municipal de UPyD, a pesar de contar con un Centro de Recepción de Visitantes, por el que pasan buena parte de los turistas que llegan a Ávila, el proyecto del consistorio no tiene en cuenta datos sobre la edad, los motivos de la visita, si Ávila es una parada dentro de una ruta más larga o cómo se comportan estas, y otras variables, a lo largo del año.

 

Tampoco analiza si la actual oferta de actividades y eventos está bien definida o si es conveniente concentrar o trasladar esfuerzos a periodos determinados para atraer más turistas. No se habla del Mercado Medieval o de la tarjeta VISITAVILA. No se plantea la necesidad de adecentar espacios, fachadas, edificios y locales vacíos del casco histórico que transmiten “un triste aspecto de abandono”.

 

No se planea llevar a cabo una estrategia conjunta en la provincia para aprovechar sinergias con el turismo rural o los ricos espacios y paisajes naturales de nuestro entorno. La necesidad de potenciar la gastronomía típica abulense, como un activo turístico más, se limita a normalizar el Chuletón de Ávila y, más allá de Santa Teresa, tampoco se aprovechan, a nivel promocional, otras figuras tan relevantes del pasado y el presente abulense “como, por ejemplo, Tomás Luis de Victoria”, comenta el portavoz municipal de UPyD.

 

En la parte dedicada a la identificación de debilidades, “erróneamente”, se destacan efectos pero no sus causas y en la de amenazas sólo se señala la situación económica y “una supuesta mentalidad local de resistencia al cambio” pero, ni se mencionan las derivadas de la cercanía a otras ciudades, como Salamanca o Segovia, con patrimonio propio suficiente, una oferta cultural importante y más alternativas de ocio que las que ofrece Ávila. 

 

Así pues, argumenta Manuel Vicente, estamos ante un plan de acción que recomienda adaptar la oferta turística a segmentos de mercado que no define; recomienda mejorar la competitividad de Ávila sin estudiar cuál es su posición y ventajas competitivas frente a otros destinos; recomienda posicionar y difundir el destino Ávila de acuerdo a necesidades del visitante que ni se analizan ni se concretan.

 

Y, como no podía ser de otra forma, desemboca en una serie de acciones, algunas muy necesarias pero muy poco fundamentadas, otras que rayan el intervencionismo y otras, como la necesidad de aplicar una política de gasto e inversión planificada, organizada y bajo el marco del análisis de su retorno, “cuya  introducción, como algo novedoso a estas alturas, sugieren una alarmante incompetencia anterior”.

 

Por todo ello, desde el Grupo Municipal de UPyD “hemos decidido no firmar el proyecto presentado por el consistorio como Estrategia Turística de Ávila para 2015. Apoyaremos todas las acciones municipales cuyo fin sea facilitar y promover la actividad turística de la ciudad, no dirigirla, porque en el desarrollo de un sector turístico verdaderamente dinámico y rentable, la iniciativa privada no puede ir a remolque de la pública”, concluye el portavoz de UPyD.