UPyD aboga por la promoción y la defensa de la igualdad de hombres y mujeres como derecho fundamental

La coordinadora local, Ana Domínguez, pide la implicación de los hombres porque “superar las desigualdades y la discriminación en una sociedad avanzada es tarea de todos”.

Unión Progreso y Democracia de Ávila considera una prioridad seguir trabajando por la eliminación de barreras a la participación de la mujer en todos los ámbitos de la sociedad, luchando contra la segregación y la discriminación en el mercado laboral, contra el empleo precario y el trabajo a tiempo parcial involuntario.


La formación magenta sigue la línea marcada por la Carta de la Mujer y los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y especificada en la Estrategia para la Igualdad 2010-2015 en la defensa y promoción de la equidad de todos los ciudadanos, sin importar su sexo, en todos los ámbitos de la vida civil.


Para conseguirlo, Unión Progreso y Democracia de Ávila aboga por la incorporación de las mujeres a puestos de responsabilidad. Por eso, para la coordinadora local, Ana Domínguez, “la equidad salarial y la independencia económica de la mujer son el mejor camino para garantizar la igualdad”.


Asimismo, UPyD promueve un cambio y una implicación mayor de todos los actores sociales en las relaciones de género que desarrollen la corresponsabilidad entre hombres y mujeres para fomentar una parentalidad positiva y facilitar la conciliación de la vida personal, laboral y familiar.


Por último, Unión Progreso y Democracia defiende la libertad de las mujeres adultas, en plenitud de derechos y obligaciones, para tomar decisiones sobre su maternidad, para que no se las penalice por interrumpir el embarazo en un plazo consensuado, ni que se persiga a quién las ayude a hacerlo en condiciones sanitarias adecuadas.