UPA y COAG vuelven a pedir la dimisión de Sánchez Cabrera por su ayuda a ASAJA

Jesús González Veneros y Julio López, de UPA, y Aurelio Pérez y Ángel Rodríguez, de COAG. / Foto: Antonio S. Sánchez

Los coordinadores regionales de UPA y COAG, Julio López y Aurelio Pérez, vuelven a apuntar a la figura del diputado provincial del PP, después de que, según, explicaron, la querella que interpuso sobre ellos demostrara un fraude en el voto por correo por parte de ASAJA, y apuntan que exigirán el voto personal  y directo en próximos procesos.

La Alianza UPA-COAG ha vuelto a pedir la dimisión inmediata como diputado provincial de Jesús Manuel Sánchez Cabrera, después de que, tal y como ha señalado el coordinador regional de la agrupación COAG, Aurelio Pérez, “la documentación que ha pasado por los juzgados y las declaraciones que ha habido” se demuestre que “en Ávila ha hubo fraude en el voto por correo para el proceso electoral de diciembre de 2012 a la Cámara Agraria”, y ha apuntado que exigirán que en los próximos procesos el voto sea personal y directo.

 

Tal y como señaló Pérez, los expedientes que demuestran las irregularidades en la provincia de Ávila “se han descubierto por vía judicial, curiosamente por un acto de prepotencia del señor Sánchez Cabrera al denunciarnos”. Y es que el diputado provincial por el PP interpuso una querella criminal sobre los coordinadores de la Alianza por denunciar en su día un fraude en el voto por correo de las elecciones a Cámaras Agrarias, que “dejó al descubierto un expediente que entre otras cosas recoge el apoyo que prestó esta persona, representante público electo, a la organización agraria ASAJA,  incumpliendo por tanto su deber de representar a todos los ciudadanos por igual”.

 

Por su parte, según expuso Julio López, secretario general de UPA Castilla y León, los resultados de aquellas elecciones “son irregulares porque benefician a ASAJA” y “su representatividad a nivel regional está en cuestión” que cifran en unos 1.000 votos fraudulentos, 200 en el caso de la provincia abulense, ya que "no siguieron los cauces legales que exige la Ley Electoral", como demuestra el hecho de que, en Ávila, “la Junta Electoral no aceptó los votos en la mesa que trajo un representante de ASAJA y que posteriormente fueron enviados por correo de forma conjunta”.

 

Por todo ello, desde UPA-COAG se exige la dimisión de Sánchez Cabrera porque “es un diputado público que ha utilizado su cargo y su puesto de trabajo para favorecer a una organización en particular” después de “haberse autodenominado colaborador para realizar labores esporádicas”.

 

Además, también apuntaron hacia la alcaldesa de Santo Domingo de las Posadas, María Teresa Resina, que también es vicepresidenta de ASAJA, porque “en su Ayuntamiento se compulsaron numerosos votos que fueron llevados posteriormente a la oficina de ASAJA en Arévalo, desde donde se entregaron en conjunto”. Y, junto a ella, también acusaron a la propio Junta Electoral por no paralizar esos votos al ver que “eran fraudulentos”, lo que se demuestra por el hecho de que fueron rechazados al ser entregados en la mesa, y todo ello, “con las bendiciones de la administración”.

 

Por todo ello, finalizaron, exigirán en próximos procesos ese “voto personal y directo” para “evitar este tipo de fraudes”, de modo que “se faciliten urnas en todos los pueblos” y no “poner como quieren una o dos por provincia, dejándolo todo en manos del voto por correo”, y advirtieron que “nos reservaremos el derecho de poner una querella en el caso de que esto siga funcionando así”.