UPA y COAG exigen contundencia con los robos organizados

Los sindicatos agrarios se han dirigido a la delegación de Gobierno

La Alianza por la Unidad del Campo, conformada por UPA y COAG en Castilla y León, ha exigido este miércoles "máxima contundencia" contra las tramas organizadas de robos en el medio rural de Castilla y León.   Las OPA han realizado esta exigencia después de que un agricultor de Pozal de Gallinas (Valladolid) haya conseguido pillar 'in fraganti' a presuntos delincuentes que le estaban robando material de riego y que ya habían entregado una partida previa en un almacén de Íscar.  

UPA y COAG han solicitado a la Delegación del Gobierno que actúe con contundencia contra aquellos desguaces, chatarrerías, almacenes y transportistas que se alían junto a los que cometen los delitos.

Los sindicatos agrarios han recordado asimismo que el de Pozal de Gallinas es "un episodio más" en las denuncias que realizan desde hace tiempo sobre las presuntas tramas organizadas de delincuentes que actúan en el medio rural, "donde además en algunos casos se está demostrando que están implicadas directamente empresas asentadas en los propios municipios".

En este sentido, han exigido que los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y las autoridades judiciales actúen tenazmente "contra los grupos de delincuencia organizada que se dedican a robar en explotaciones agrarias de la región y a comprar ese material robado".

Para ambas organizaciones las operaciones policiales y posteriormente las judiciales deben extenderse a todos los eslabones que actúan en los robos en el medio rural, y en este sentido entienden que sería fundamental que se vigilase la actuación de determinados desguaces, chatarrerías y almacenes que se alían con los que cometen en primera persona los delitos.

"Podríamos estar ante auténticas redes organizadas de ladrones y empresarios que se encargan de hacer negocio con el material sustraído en parcelas agrícolas y naves ganaderas", han advertido las OPA, que han abogado por obligar a facturar y registrar toda la mercancía que se recibe en esos centros para conocer todos los datos de quién realiza la primera venta. "De este modo, se podría investigar fehacientemente cuál es el origen de la mercancía puesta en venta", han considerado.

Del mismo modo, han pedido que los cómplices de quienes en primera persona ejecutan los robos sean duramente castigados, "porque tan delincuentes son unos como otros , y de hecho pueden ser los verdaderos responsables del entramado y red de delincuencia organizada que prolifera actualmente".