UPA y COAG denuncian que Lactais está comunicando a los ganaderos que pagará aún con más retraso

La ALIANZA UPA-COAG califica como impresentable que la industria francesa, con intereses en España a través de Lauki, sea la que peor y más tarde paga, 45 días después de la entrega de leche por parte de los productores
La ALIANZA UPA-COAG denuncia la maniobra de la francesa Lactalis, asentada en Valladolid a través de la empresa Lauki, que está comunicando en las últimas horas a los ganaderos de nuestra comunidad autónoma que pagará aún con más retraso la leche que compra a los productores.

Esta industria láctea que se caracteriza por ser la que peor paga al ganadero en nuestra región, apenas 29 céntimos de euro por litro de leche, lo hace también con más retraso que el resto, 45 días respecto a la fecha de entrega por parte del ganadero.

Si la situación de crisis actual que sufre el sector lácteo castellano y leonés fuera poca, produciendo por debajo de los costes de producción, ahora nos encontramos con una decisión unilateral tomada por parte de esta empresa de capital francés que vuelve a atentar contra los derechos de los ganaderos.

LA ALIANZA UPA-COAG exige que se actúe urgentemente contra actuaciones de este tipo que hunden aún más el sector lácteo regional, y que colocan a los ganaderos de nuestra comunidad autónoma entre los que menos precio perciben por la leche y en unas condiciones más lesivas. Mientras la media de pago en la Unión Europea es de algo más de 32 céntimos/litro, con precios al alza, la multinacional francesa Lactalis paga un precio base de apenas 29 céntimos y además con enorme retraso.

Ambas organizaciones agrarias consideramos indecente que hoy en día se siga permitiendo el abuso de grandes empresas lácteas y distribuidoras de capital extranjero, que están provocando un 'dumping' de precios que conduce irremediablemente a la ruina y desaparición de muchas explotaciones ganaderas de nuestra región.

La situación es tal que incluso hoy se está vendiendo la leche más barata que hace treinta años, lo que está colocando al sector en niveles insostenibles que exigen una actuación urgente del Tribunal de Defensa de la Competencia frente a las grandes industrias lácteas con el fin de lograr un precio justo para el sector productor.

UPA y COAG han realizado distintos actos de protesta en las últimas fechas en provincias como Valladolid y Zamora, y van a continuar en su línea reivindicativa en los próximos días en Palencia, León, Segovia ó Ávila, para exigir soluciones y pedir precios justos y rentables para el productor, ante el bochorno que provoca el abuso y especulación de la Industria y la Distribución, sin que el Gobierno central hasta la fecha haya hecho absolutamente nada por remediarlo.