UPA y COAG consideran que URCACYL debe concentrar la leche de ovino en las cooperativas

Ya que estas concentran la mayor parte de la producción

La Alianza por la Unidad del Campo que conforman las organizaciones UPA y COAG considera que una vez celebrada la Mesa de Seguimiento del Sector Ovino esta misma mañana "resulta aún más clave que Urcacyl concentre la oferta de leche de ovino a través de las cooperativas, una vez que son éstas las que comercializan la mayor parte de la producción".

En opinión de ambas organizaciones "es un error que las cooperativas de forma individual negocien por separado contratos con las industrias en representación de un número menor de ganaderos, mientras que a través de Urcacyl, Unión Regional de Cooperativas de Castilla y León, están representadas la mayoría de cooperativas de ovino de nuestra comunidad autónoma".

UPA y COAG consideran que la concentración de oferta en el sector productor es clave para la negociación ' de tú a tú´ con las industrias queseras, a la vez que se reducirían considerablemente los costes de gestión dando lugar a mejores precios en origen para los ganaderos.

Ambas organizaciones recuerdan que los últimos cinco años Castilla y León ha reducido la cabaña de ovino en un millón de cabezas debido a la falta de rentabilidad del sector. El precio medio pagado por la industria se ha situado de media en 0,76 euros/litro cuando en los años 80 el precio medio era de 0,83 euros/litro.

El coste medio de producción por litro de leche se sitúa en torno a 0,90 euros/litro y  los piensos, energía y forrajes están cotizando en niveles hasta hoy no conocidos, lo que está condenando a cientos de ganaderos a tener que cerrar sus explotaciones por no poder hacer frente a los pagos.

Desde la ALIANZA de UPA y COAG se ha propuesto que la Mesa de Seguimiento del Ovino reclame al Ministerio de Agricultura la publicación de forma urgente de la Orden por la que se podrá establecer una carencia especial de un año de duración que afectará al vencimiento del préstamo, por lo que los ganaderos no deberían abonar la amortización del principal ni los intereses correspondientes al capital pendiente de amortizar.