UPA y COAG consideran que el Gobierno ha perdido una ocasión histórica para igualar el IVA compensatorio entre agricultures y ganaderos

La ALIANZA POR LA UNIDAD DEL CAMPO UPA-COAG considera que la continua reivindicación de ambas organizaciones en la Mesa de Fiscalidad ha provocado que el Gobierno central haya recogido el incremento de dos puntos del IVA compensatorio del Régimen Especial Agrario
La ALIANZA POR LA UNIDAD DEL CAMPO UPA-COAG lamenta que el Ejecutivo central haya desaprovechado una ocasión histórica como la actual al haber modificado los tipos del IVA del Régimen Especial Agrario y sin embargo no los haya igualado entre agricultores y ganaderos.

La subida en sí responde a una reivindicación continua en los últimos años por parte de ambas organizaciones sobre la urgencia de que subieran los tipos del régimen especial del IVA compensatorio para el sector agrario. Finalmente este incremento ha supuesto pasar del 10 al 12 % para los agricultores, y del 8,5 al 10,5 % para los ganaderos.

La modificación que hemos conocido hoy mismo se debe al trabajo realizado por ambas organizaciones desde hace meses en las distintas mesas de fiscalidad creadas en su día en Madrid junto a los Ministerios de Economía y Hacienda, y el Ministerio de Agricultura.

En este sentido ambas organizaciones agrarias consideramos que esta medida es incompleta ya que los ganaderos son los que peor situación económica llevan sufriendo desde hace meses debido a los altísimos costes de producción y a los bajos precios que perciben por sus productos. Al respecto, recordamos que el coste de los piensos supone el 50 % de los inputs ganaderos.

Por otra parte, UPA y COAG exigimos al gobierno central que vigile y controle con sumo cuidado la correcta aplicación de la subida del IVA de los productos transformados a lo largo de toda la cadena alimentaria, para evitar que la distribución acabe trasladando a los precios en origen el efecto del incremento del impuesto, manteniendo de esta forma sus márgenes a costa de minorar los precios pagados a los productores en una estrategia comercial para tratar de no perder ventas.

En ese sentido, reclamamos al Ministerio de Agricultura mayor celeridad y agilidad en el proceso de elaboración de la Ley de mejora de la cadena agroalimentaria, básica para que agricultores y ganaderos puedan negociar precios en condiciones de igualdad con el resto de eslabones de la cadena.

Finalmente lamentamos que esta modificación de tipos en el régimen especial agrario no se haya producido en una situación de `normalidad´ y así se pudiera compensar las pérdidas del sector acumuladas desde hace años, y sin embargo se haya hecho pública esta medida cuando la subida general del IVA anunciada por el Gobierno va a castigar muy severamente las economías de los profesionales del sector agrario en Castilla y León, y que cuantificamos días atrás en 61 millones de euros.