UPA y COAG alertan de la coincidencia del aumento de incendios con la desaparición de explotaciones

La Alianza por la Unidad del Campo que forman las organizaciones UPA y COAG ha alertado sobre la coincidencia que se viene produciendo en nuestra provincia entre la desaparición acelerada de ganadería extensiva y la alta incidencia de incendios

Para estas organizaciones, "las cifras son suficientemente alarmantes y describen una realidad que apunta a que en 2007 la provincia de Ávila contaba con 1.270 explotaciones de ovino-caprino y en 2013 esa cifra apenas llegaba a las 900". En ese mismo periodo de tiempo, según la Alianza, "los incendios en la provincia de Ávila han sido especialmente importantes en número y gravedad, con casos especialmente alarmantes como el del año 2009 en Arenas de San Pedro, El Arenal y Mombeltrán, donde se calcinaron 3.500 hectáreas e incluso hubo que lamentar la muerte de una persona".

 

UPA y COAG recuerdan que en estas últimas semanas ha habido incendios en localidades como Narros del Puerto, Navacepedilla de Corneja, Cebreros, Santa Cruz del Valle, Gavilanes, Mijares o Navalonguilla, que han quemado cientos de hectáreas de zonas de monte y sierra perdiéndose zonas de un valor reseñable.

 

Hacen por ello un llamamiento a las administraciones competentes para que se tenga en cuenta una reivindicación histórica de La Alianza UPA-COAG como es potenciar la actividad ganadera extensiva en zonas especialmente problemáticas, "a fin de salvaguardar nuestra masa boscosa de altísimo valor medioambiental, y fomentar una actividad ancestral como ha sido siempre la ganadería".

 

En este sentido, y entre otras actuaciones, han pedido al Ministerio de Agricultura que en las actuales negociaciones con las Comunidades Autónomas destine una parte importante de los pagos acoplados de los que dispone de la PAC para la ganadería extensiva, y concretamente para el ovino-caprino.

 

Requieren además a la Junta de Castilla y León y Diputación Provincial que valoren muy seriamente fomentar y apoyar a los ganaderos a través de programas y proyectos específicos de ayuda al ganado ovino y caprino en todo el territorio de zonas especialmente sensibles.

 

UPA y COAG indican que además de contribuir activamente en la limpieza de montes y sierras, y por lo tanto en la prevención de incendios forestales mediante el pastoreo de ovejas y cabras, también se conseguiría implantar un modelo productivo basado en el aprovechamiento sostenible de recursos forestales y ganaderos favoreciendo el asentamiento de la población en zonas especialmente afectadas por la despoblación.

 

La Alianza UPA-COAG urge a las administraciones "a tomarse muy en serio un tema de capital importancia para nuestra provincia como son los incendios forestales". En este sentido, recuerdan que determinadas zonas de la provincia de Ávila cuentan con vegetación abundante y de calidad que permitiría que el ganado se alimentara de forma natural, contribuyendo así a la reducción de matorral y maleza, entre otros y por lo tanto impidiendo la propagación de los incendios.

 

Al respecto, apunta que "sobre los incendios hay que actuar cuando no queman, y por lo tanto lo más lógico es trabajar en la prevención". Por este motivo, se ponen a la entera disposición de las distintas Administraciones para trasladar su propuesta, "y así ser partícipes en la mejora del estado de nuestros montes para entre todos proteger el medio natural que tenemos".