UPA-COAG solicita a la consejería que no demore el pago por la calidad de remolacha

El pago se corresponde con entregas de remolacha efectuadas, en algunos casos, casi hace 9 meses, y cuando ya han transcurrido más de 15 meses desde que se efectuaran las siembras. La siembra se ha reducido en Castilla y León en 4.619 hectáreas en 2013 principalmente debido a la inexistencia de un precio suficientemente remunerativo

Mediante circular del FEGA se han dado a conocer los importes unitarios de los pagos correspondientes al programa de fomento de la calidad para la remolacha azucarera previamente solicitados por los agricultores/as en la PAC del año 2012 y que percibirán respecto de la campaña 2012/13, concluida el pasado 11 de mayo en la Zona Norte con el cierre de la fábrica de Toro. El pago de calidad se corresponde con la ayuda proveniente de la aplicación del artículo 68 del Reglamento (CE) 73/2009.

 

Teniendo en cuenta el presupuesto disponible fijado por la Unión Europea para esta campaña para el Estado Español (9.620.300 €), y efectuados los cálculos correspondientes, el importe unitario se ha fijado en 2,584877 €/tn de remolacha. Para poder recibir este pago acoplado a la producción, la remolacha debe ser entregada a la industria azucarera para su transformación en azúcar de cuota mediante contrato de suministro y debe cumplir como unos requisitos: un mínimo de 14 grados de polarización y un porcentaje de tierra, corona y otros elementos incorporados a la raíz menor de un 23%.

 

Conviene recordar que el pago de calidad es un complemento del precio que percibe el remolachero por la remolacha entregada a cambio de la realización de actividades que mejoren la calidad de la producción, y que ya en el mes de octubre comenzaron a realizarse las entregas de la raíz en las fábricas de la región. Por tanto, habrán transcurrido casi nueve meses desde que comenzaron las entregas de la producción cuando los agricultores reciban el pago. Además hay que tener en cuenta que ya han pasado más de 15 meses desde que los agricultores acometieron las primeras inversiones con motivo de la preparación para la siembra durante el primer trimestre de 2.012.

 

En este sentido, la normativa comunitaria establece como fecha tope para efectuar el pago adicional elpróximo 30 de junio de 2013. Por todo ello, teniendo en cuenta la considerable merma de rentabilidad de este cultivo, consecuencia de la bajada impuesta en los precios, así como el desmesurado nivel de los costes de producción (fertilizantes, semillas y, en especial, carburante y energía), la Alianza UPA-COAG en Castilla y León, solicita a la Consejería de Agricultura y Ganadería que no demore los trámites correspondientes, de modo que los remolacheros puedan percibir de inmediato los importes de dicha ayuda.

 

Asimismo, cabe recordar que el precio fijado por la Unión Europea para la campaña 2012/13 resulta de la suma del precio base (26,29 €/Tn) menos el canon de producción industrial descontado por la industria azucarera (0,84 €/Tn) más el pago adicional ahora establecido (2,584877 €/Tn). A estas cuantías se sumará la percepción, antes del 15 de octubre según la normativa respectiva, de la ayuda europea derivada de la renuncia estatal de cuota en un 50% (aproximadamente 6,60 €/Tm).

 

Por su parte, la ayuda procedente de la comunidad autónoma de Castilla y León (hasta 3 €/Tm) fue unilateralmente retirada por la Administración regional, con lo cual esta será la segunda campaña que no se percibe por los cultivadores. Y si bien a estos conceptos se deben sumar las distintas partidas que la Industria destina al pago unitario de la remolacha, en este contexto el precio final real a percibir por los remolacheros que realizaron sus entregas en la campaña 2012/13 distará bastante de los 40 €/Tn tipo de 16º comprometidos para esta campaña por toda la remolacha de cuota.

 

Principalmente la inexistencia de un precio suficientemente remunerativo que compense adecuadamente los costes de producción y un margen mínimo de beneficio, unida a la incidencia de la climatología adversa registrada durante las siembras de 2013, ha derivado en que la presente campaña se haya producido una reducción de siembra de 4.619 hectáreas, pasando de 27.649 hectáreas en la campaña 2012/13 a 23.030 hectáreas en la 2013/14 en Castilla y León.