UPA-COAG logra más ayudas para la apicultura y un acuerdo regional para la defensa de los productos

La apicultura, sector estratégico para COAG (Foto: Chema Díez)

El secretario regional de COAG, Aurelio Pérez, indicó que la organización ha llevado a cabo una "negociación bilateral" con a Consejería para "defender el trabajo y las condiciones de los apicultores de Salamanca y castilla y León".

 

VACUNO DE CARNE

 

Para la Alianza, otro de los logros más importantes que ha conseguido para el los profesionales se centra en la inclusión del vacuno de carne como un "sector estratégico, ya que estaba fuera, y mucho más para una provincia como Salamanca que es pionera en este apartado", explicó Julio López, coordinador en el ámbito regional.

 

Así, ve primordial que existan líneas de ayuda "para la incorporación de jóvenes o modernización de explotaciones y poder seguir creciendo".

 

Por último, reivindicó la pelea de COAG-UPA para que las ayudas de la PAC las reciba el Agricultor a Título Principal (ATP).

El sector de la apicultura se ha convertido en uno de los puntales para la Alianza por la Unidad del Campo formada por COAG-UPA y así lo han demostrado justificando una labor realizada con el fin de lograr mejores condiciones para los profesionales del sector.

 

Al menos eso es lo que ha indicado el secretario provincial y regional de COAG, Aurelio Pérez, quien aseveró que "nuestra organización ha mantenido una negociación bilateral con la Consejería porque no aceptábamos las condiciones expuestas inicialmente, ni mucho menos", dijo. Así, Pérez explicó que las ayudas al sector eran de 2 millones de euros anuales, "cantidad que no es suficiente y menos cuando se han incorporado más apicultores, y lo que pedimos era un aumento. Logramos que la Junta aumentase a tres millones esas ayudas, algo más razonable, teniendo en cuenta que las ayudas totales de los PDR son de 1.800 millones".

 

Aurelio Pérez también explicó que se ha logrado disminuir a cinco meses el periodo de retención de las colmenas (uno menos), además de lograr "un acuerdo común en Las Cortes, por iniciativa de COAG-UPA, con una proposición presentada por el PSOE y qu aprobó el Parlamento, para defender que se establezca y se fije el origen de procedencia de la miel en el etiquetado y defender lo nuestro", dijo, con el fin de evitar que la mezcla de mieles de peor calidad con otras mejores tengan su hueco en el mercado sin saber su procedencia.

 

Sin duda, éste es uno de los principales caballos de batalla para esta organización que quiere que se reconozca la 'Marca España', "algo con lo que al Ministerio se le llena la boca pero luego no hace nada porque se cumpla en el sector de la apicultura".

 

(Foto: Chema Díez)

 

Además, el presidente provincial y regional de COAG señaló algunas de los aspectos necesarios para solicitar las ayudas agroambientales como tener un cuaderno agroambiental de explotación, dotar a cada colmena de dos hectáreas, luchar contra la varroa, mantener una distancia de 1.000 metros entre asetamientos de 100 colmenas y de 750 en los de menos de 50 colmenas o subir el número de asentamientos de 80 a 100.

 

Por tanto, "podemos decir que se trata de un éxito de la Alianza COAG-UPA que inició esta lucha para defender a los apicultores ya que marcamos este sector con una línea roja desde el principio y no podíamos permitir la idea inicial que se había plasmado en el borrador. En pocos días saldrá la orden definitiva en el Bocyl con las nuevas condiciones", dijo.

 

Por su parte, el responsable del sector apícola de la Alianza, Francisco Javier Fernández lamentó la pérdida de productividad de las colmenas, un 30% menos, "volviendo a niveles de hace 20 años. No hay que olvidar tampoco la lucha contra la varroa ya que una colmena tiene que hacer un gran esfuerzo para poder recuperar todo lo que pierde y eso supone mucho desgaste para las abejas", aseguró, al tiempo que volvió a defender que en el etiquetado de los productos apícolas aparezca el nombre del país de origen.