UPA-COAG denuncia el severo recorte de los pagos directos de la PAC para 2014-2020

La Alianza por la Unidad del Campo se pregunta si el presupuesto comunitario para los próximos años priorizará sobre un modelo social agrario destinado a profesionales, o bien se diluirá como hasta ahora entre personas y empresas que no viven realmente de la agricultura y ganadería como actividad principal

La Alianza por la Unidad del Campo UPA-COAG lamenta que el resultado final de la cumbre europea entre jefes de Gobierno de la Unión Europea de los últimos días haya supuesto, de momento, un recorte del 14 % de los fondos agrarios destinados a nuestro país.

 

Según los primeros avances, el tijeretazo para España en materia de pagos directos de la PAC supondría miles de millones de euros aún sin cuantificar en el periodo 2014-2020, "por lo que el daño es muy severo y se centra una vez más en el sector agrario y por lo tanto en materia de producción de alimentos".

 

Por otro lado, para la Alianza UPA-COAG "es lamentable que la única política común europea como es la agraria siga siendo una de las más recortadas, y desde luego consideramos que no puede haber más Europa, ni puede haber más y mejor agricultura y ganadería si solo en ayudas directas se pierde el 14 % y otro 11 % en fondos de desarrollo rural".

 

En este escenario de restricciones, esta organización "exige con más contundencia que nunca priorizar los fondos comunitarios sobre los verdaderos profesionales agrarios aplicando políticas basadas en un modelo social agrario que cada vez demanda con más fuerza la sociedad. Al igual que ocurre con otros sectores, ahora más que nunca es necesario un cambio profundo que sirva para regenerar todo lo mal que se ha hecho hasta la fecha en políticas agrarias, y en este sentido pedimos que se acabe con el reparto injusto de las ayudas comunitarias.

 

Para ello será necesario un mayor apoyo a lo profesionales agrícolas y ganaderos en detrimento de los denominados, por el propio comisario europeo, agricultores de sofá o empresas que poco a nada tienen que ver con el verdadero sector agrario".

 

La Alianza UPA-COAG "va a estar vigilante para que el Gobierno central proponga una redistribución más justa, equitativa y social de los fondos comunitarios, y para que la reforma a aplicar priorice sus apoyos sobre los verdaderos profesionales del sector".