UPA-COAG de Ávila solicita que se permita la quema de rastrojos por motivos fitosanitarios

La Alianza UPA-COAG de Ávila pide a la Junta de Castilla y León que permita la quema de rastrojos por motivos fitosanitarios en nuestra provincia.

Aseguran que la elevada presencia de topillos unida a la proliferación de malas hierbas muy resistentes como el `bromo´ o plagas como la langosta, tronchaespigas, escarabajos, nefasia o la roya amarilla, que tanto han afectado este año a un buen número de parcelas agrícolas de nuestra provincia, son motivos más que justificados para que se tomen medidas excepcionales esta campaña.

 

Estos sindicatos agrarios recuerdan que la norma indica que por razones justificadas como las de este año la Administración regional debe permitir la quema de los rastrojos a los agricultores con la precaución y requisitos que se consideren oportunos.

 

La Alianza UPA-COAG de Ávila considera clave que se tenga en cuenta su petición, puesto que los agricultores "hemos dado muestras más que palpables año tras año de que somos fieles cumplidores de la normativa de la PAC. Por eso, en esta ocasión hacemos la petición formal para que en años venideros no siga habiendo los problemas que nos hemos encontrado este año, y una de las soluciones más fiables es permitir la quema de rastrojos".

 

Esta organización además solicita toda la información que disponga la Junta de Castilla y León para poder analizar el efecto de las quemas controladas sobre los topillos y sobre el bromo, para así dar con la respuesta adecuada para años sucesivos, y por lo tanto los agricultores no sufran las consecuencias de plagas, enfermedades y malas hierbas tan resistentes.