UPA-COAG, contra un cambio de estatus del lobo que exima a la Junta de responsabilidad

Esta organización recuerda que hoy en día, en base a la Directiva Europea sobre el lobo, el término 'especie gestionable' equivaldría a su inclusión como especie cinegética.

La Alianza UPA-COAG ha calificado de "actitud irresponsable" la del consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que "en su afán de utilizar partidistamente las desgracias que provocan los ataques de lobos, esté haciendo campaña política eximiendo al Gobierno regional de este problema que sufre la región".

 

Desde la coalición agraria consideran "un despropósito" que critique posicionamientos como los de la Alianza UPA-COAG, contrarios a un cambio de estatus del lobo a `gestionable´ al sur del Duero, "porque bajo nuestro punto de vista lleva implícito un interés de echar por tierra el logro obtenido por nuestra organización agraria en los tribunales de justicia sobre la responsabilidad en el pago de indemnizaciones por parte de la Junta de Castilla y León".

 

Esta organización recuerda que hoy en día, en base a los anexos IV y V de la Directiva Europea sobre el lobo, el término 'especie gestionable' equivaldría a su inclusión como especie cinegética. Y así, tal y como ocurre al norte del Duero, los daños serían de responsabilidad exclusiva de los cotos de caza.

 

En este sentido, aseguran que "no vamos a aceptar un hipotético cambio de estatus sin que antes haya una normativa explícita en Castilla y León que recoja con una denominación u otra la responsabilidad directa de las indemnizaciones por parte de la Administración regional".

 

Desde la Alianza UPA-COAG señalan que "el mensaje electoralista que está trasladando a la sociedad de necesidad de cambio de régimen de protección del lobo para que sea especie gestionable, y por lo tanto no protegida al sur del Duero, nos hace pensar que tenga trampa, y en realidad busque que la Junta de Castilla y León se descargue de responsabilidad alguna en garantizar el pago directo de los daños".

 

La Alianza se pregunta "qué se va a conseguir a día de hoy con este cambio de estatus que pretende el consejero de Medio Ambiente, contando con el precedente de lo que está ocurriendo al norte del Duero, con más ejemplares de lobos que nunca y con daños tan elevados o más que al sur del Duero".

 

Denuncian así "a quienes pretenden conseguir votos a costa del sufrimiento de las personas eludiendo a sus verdaderas responsabilidades". Al respecto, afirman que "el Gobierno regional debería llevar a cabo un verdadero control de la especie, indemnizaciones rápidas y reservas especiales donde estén los lobos porque la presencia en común de los cánidos y la ganadería extensiva es incompatible en amplias zonas de nuestra comunidad autónoma".

 

Finalmente reclaman al consejero de Medio Ambiente que en sus actos de campaña electoral aclare "si la Junta de Castilla y León, como hasta ahora ha hecho, va a seguir priorizando la defensa del lobo por encima de los intereses de los ganaderos, o si va a impulsar actuaciones que atajen la preocupante despoblación que sufre el medio rural desde hace años".