UPA-COAG aseguran que la Junta les da la razón al confirmar el incremento de lobos en la región

La alianza de sindicatos agrarios asegura esa afirmación del gobierno regional demuestra la realidad de sus denuncias sobre la "expansión descontrolada" de estos animales, y exigen medidas y compromiso para acabar con la situación que viven los ganaderos.

La Alianza UPA-COAG de Ávila ha asegurado que el reconocimiento por parte de la Junta de Castilla y León del incremento del número de manadas de lobos en Castilla y León, y particularmente en la provincia de Ávila, da la razón a su agrupación sobre las denuncias que desde hace meses han hecho sobre la "expansión incontrolada" de esta especie y el gran número de ejemplares que "han ocupado amplias zonas de la comunidad autónoma y de la provincia".

 

Además, UPA-COAG ha considerado que, por los ataques de lobos que se producen a explotaciones ganaderas en la región, "la estimación realizada por la Consejería de Medio Ambiente en el día de hoy se queda muy corta respecto al número de ejemplares reales que hay en Castilla y León y en la provincia de Ávila".

 

De los datos que se han conocido, "se desprende como conclusión que el problema lejos de solucionarse se incrementará más y más si el Gobierno regional no asume de una vez por todas el compromiso de controlar la especie, indemnizar los daños que provocan a las explotaciones ganaderas, y tomar medidas para que los lobos no hagan suyas determinadas zonas al ser incompatible su existencia con la ganadería extensiva", han asegurado.    

 

Y concluyeron diciendo que "el enorme incremento de la población del lobo en los últimos años tanto al norte como al sur del Duero debe hacer recapacitar a los responsables políticos de esta comunidad autónoma. Y es que lejos de estar gestionando correctamente la presencia del lobo en la comunidad autónoma está incrementándose hasta el punto de hacer imposible la viabilidad económica de cientos de explotaciones ganaderas en zonas desfavorecidas".