UPA-COAG aconseja a los agricultores y ganaderos que reclamen el céntimo sanitario por consumo de gasóleo

Es necesario disponer de las facturas acreditativas del consumo.

La ALIANZA UPA-COAG insta a todos los agricultores y ganaderos de Castilla y León que soliciten a Hacienda la devolución del “céntimo sanitario” que se ha venido cargando a los agricultores y ganaderos durante el periodo 2010/2012 en consumo de gasóleo.

 

La organización está informando a sus afiliados sobre la posibilidad que tienen de solicitar oficialmente el reintegro de las cantidades que les pertenecen, siempre y cuando se disponga de las facturas acreditativas del consumo de gasóleo.

 

La devolución del `céntimo sanitario´ que tienen derecho a reclamar los agricultores y ganaderos no tiene nada que ver con la devolución del Impuesto Especial de Hidrocarburos que se puede solicitar todos los años.

 

La Alianza también ha recordado que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) declaró el pasado 27 de febrero la ilegalidad del 'céntimo sanitario'  al considerar que este impuesto incumple con la normativa europea en materia de fiscalidad, y más en concreto la directiva sobre Impuestos Especiales. La sentencia tiene carácter retroactivo porque entiende que el Gobierno de España no ha obrado "de buena fe" al no hacer caso a varias sentencias y dictámenes anteriores en los que se advertía de la ilegalidad de este tributo.

 

El Ministerio de Hacienda ya ha dispuesto el procedimiento oficial para que los afectados puedan solicitar la devolución que corresponde por derecho a los agricultores y ganaderos de Castilla y León.

 

En este sentido, las oficinas de UPA y COAG en la región están gestionando ya mismo la devolución del `céntimo sanitario´, y por lo tanto del reintegro de las cantidades que les pertenece a   aproximadamente 36.000 agricultores y ganaderos, y que según nuestros cálculos podría ascender a 5,5 millones de euros, teniendo en cuenta que se excluye la parte del 2009 que según la Agencia Tributaria no se puede reclamar.