Unos 300 trabajadores de Bankia en Segovia piden "negociación" y amenazan con paros en las oficinas la próxima semana

Alrededor de 300 personas se han concentrado este miércoles en Segovia para rechazar los despidos planteados en Bankia y para reclamar a la empresa que dé una solución "negociada" a la crisis bancaria, igual que se ha hecho con otras entidades financieras.
SEGOVIA, 9 (EUROPA PRESS)



Congregados a las puertas de la antigua sede principal de Caja Segovia, en la avenida Fernández Ladreda de la capital, los manifestantes han hecho sonar silbatos junto a una gran pancarta con la consigna 'No te calles, defiende tus derechos. Quieren acabar con todo'.

José Manuel Sanz Martín, miembro de la ejecutiva estatal de Bankia del sindicato CC.OO, ha indicado que la protesta de hoy, simultánea en otras seis ciudades españolas, es sólo un primer paso en las acciones previstas para intentar frenar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en la nacionalizada Para la próxima semana, se barajan paros en las oficinas, que suman más de 60 en la provincia.

Sanz Martín ha recordado que en la reunión mantenida hoy la empresa no ha dado marcha atrás en la propuesta de despedir a 6.000 empleados en España, con una indemnización de 22 días por año trabajado y un tope máximo de 14 mensualidades. Además, ha dicho, apoyado la reducción salarial del 40 por ciento.

En declaraciones recogidas por Europa Press, ha explicado que la representación legal de los trabajadores ha exigido medidas de flexibilidad interna, "lo menos traumáticas posibles para la plantilla", como suspensiones de contratos, bajas incentivadas o reducciones de jornada.

Sanz Martín ha reprochado la "intransigencia" de Bankia, cuyo planteamiento "excede ampliamente de las presuntas exigencias de Bruselas", y ha advertido de que la situación actual de la entidad "no es responsabilidad de trabajadores ni clientes".

El representante de los empleados ha manifestado que se desconoce por el momento a cuántos trabajadores de las oficinas segovianas afectará el plan de despidos, así como cuántas dependencias tendrán que cerrar sus puertas. "Dijeron que en las zonas de origen de las cajas habría menos cierres, pero no nos fiamos de esas palabras", ha asegurado.

Para José Manuel Sanz, la situación actual deriva de los "fallos" cometidos por gestores y consejeros y, principalmente, por quien ha estado al mando del Banco España, que según ha dicho "ha hecho dejación total de sus funciones".

El portavoz sindical ha expresado por otra parte que los trabajadores de la nacionalizada están notando el respaldo de los clientes, a pesar del "enfado" de muchos de ellos con las entidades financieras. "Hay que saber distinguir entre las cúpulas y los trabajadores y hay clientes que nos están apoyando", ha afirmado.