Unión de Guardia Civil: "La dirección general no ve necesaria la compra de chalecos antibala"

"Seguimos trabajando sin medios suficientes e imprescindibles para la protección de la vida de los guardias civiles".

La Unión de Guardias Civiles (UniónGC), asociación profesional de guardias civiles con representación en el Consejo de la Guardia Civil, ha mostrado su sorpresa mediante un comunicado "por la poco esperada respuesta de la Dirección General de la Guardia Civil ante el ofrecimiento de esta asociación profesional, que la dotación de chalecos antibala a los guardias civiles".

 

Desde UniónGC, "habíamos presentado diferentes opciones para la dotación de chalecos antibala a todos los guardias civiles que presten servicio en la calle, entre ellas la de ser eventuales prestamistas del ministerio de Interior, diferentes formas que pudiesen garantizar la integridad física de los agentes que de igual forma y manera esto ya está previsto y con pronta dotación de los mismos dentro del cuerpo hermano de la Policía Nacional".

 

Así, prosigue el escrito, "ante las necesidades presentadas por escrito y en la obligatoria mejora de la protección de los agentes de la guardia civil, UniónGC ha tenido respuesta a dichas peticiones con un contenido al menos curioso, rozando un alto grado de indiferencia a lo que debe ser garantizar las vidas humanas de los que formamos parte de este cuerpo policial llamado Guardia Civil", denuncia el comunicado.

 

Desde la Dirección General de la Guardia Civil y danto respuesta a lo peticionado nos informan literalmente de los siguiente: “Los chalecos antibala de la Guardia Civil se encuentran distribuidos entre todas las Unidades con criterio según el potencial de servicio", ignorando claramente a los agentes y valorando el poco o mucho trabajo que tenga la Unidad.

 

Ante la petición de "igualarnos con los policías nacionales la respuesta es literalmente se desconoce cuál es el plan establecido por el CNP, respuesta que da a entender que somos de diferentes ministerios o seguimos siendo policías de una liga inferior". 

 

Ante el ofrecimiento de que los guardias civiles se ofrezcan a ser prestamistas temporales para la adquisición del chaleco antibalas, la respuesta fue “considerada inviable”.

 

Por tanto, concluye el comunicado, "seguimos trabajando sin medios suficientes e imprescindibles para la protección de la vida de los guardias civiles".