Unión contra la Homofobia y la Tansfobia

Los grupos políticos se unen para conmemorar el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia

Con motivo de la celebración mañana, 17 de mayo, del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, los grupos políticos del Ayuntamiento de Ávila se han unido y aprobado hoy en Junta de Gobierno un documento en contra de todo tipo de "discriminación, incomprensión o rechazo a los principios de Igualdad recogidos en nuestra legislación"

El Ayuntamiento de Ávila siempre ha respondido de forma firme, condenando cualquier acto de discriminación, incomprensión o rechazo a los principios de Igualdad recogidos en nuestra legislación, por ello, todos los grupos políticos se han unido un año más, a la conmemoración del Día Internacional contra la Homofobia.

 

Por los motivos que exponen en el comunicado (que puede leerse más abajo) el Ayuntamiento de Ávila se comprometa a contribuir, en las competencias que le son propias al desarrollo y aplicación de todas las medidas previstas en la legislación vigente contra toda discriminación por orientación sexual, identidad de género y diversidad familiar, con la finalidad de erradicar de nuestra sociedad cualquier tipo de LGTBIfobia en el ámbito familiar, escolar, laboral, social y/o político y a colaborar, con todos los medios necesarios, con las diferentes asociaciones LGTBI que desarrollen su actividad en el municipio, así como con las diferentes personalidades que a ello se presten, con el fin de abordar la necesaria educación y sensibilización social para el reconocimiento de la igualdad social y real y el respeto a los derechos de lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales;

 

Asimismo, se colaborará con las distintas instancias gubernamentales y estatales en competencia de igualdad, con el objetivo de alcanzar la plena igualdad real y efectiva de las personas LGTB y se pedirá específicamente al Gobierno que refuerce su compromiso en la lucha contra el VIHS/SIDA y garantice la viabilidad económica y presupuestaria del Plan Nacional sobre SIDA, así como la inclusión del proceso integral de atención a personas transexuales en el catálogo de prestaciones generales de la Seguridad Social.

 

DOCUMENTO DE APOYO A LA CELEBRACIÓN DEL DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA HOMOFOBIA Y LA TRANSFOBIA

 

El 17 de Mayo de 1990, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la desclasificación de la homosexualidad como enfermedad mental, hecho que se conmemora hoy a nivel internacional, en reconocimiento de una fecha histórica en la lucha por la dignidad de este colectivo.

 

Los avances sociales en la lucha contra cualquier tipo de discriminación se deben entender como un progreso colectivo en el camino hacia una sociedad más justa y equitativa.

 

En la actualidad son muchas las leyes que abogan por una igualdad real y efectiva de todas las personas:

La Constitución Española, que en su artículo 14, recoge el derecho fundamental de todas las personas a no ser discriminadas por "razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social".


La Declaración Universal de los Derechos Humanos que establece la igualdad entre todas las personas por encima de cualquier condición; el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos o el Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

 

 A pesar de que actualmente la homofobia y transfobia son condenadas por la mayoría de los Gobiernos, aún queda mucho trabajo por hacer, claro ejemplo de ello, es que hoy en día, alrededor de 80 países en el mundo siguen criminalizando la homosexualidad y condenándola con penas de prisión e incluso, en algunos casos, con penas de muerte.

 

La homofobia y la transfobia no deben tener cabida en ningún ámbito de la sociedad, pues son dos formas de discriminación, que atentan contra los Derechos Humanos y quiebran la convivencia, pilares que deben sustentar cualquier sociedad democrática y plural, y que deben ser garantizados en todo caso por los poderes públicos. Ningún ser humano debería ser víctima de la violencia, tortura, estigmatización o padecer abusos. Todos/as y cada uno/a de nosotros/as tenemos los mismos derechos y merecemos el mismo respeto y trato ético, sin importar la orientación sexual o identidad de género.

 

Es indudable que se han alcanzado avances, sin embargo somos conscientes de la necesidad de seguir avanzando y trabajando para garantizar a todas las personas el disfrute efectivo de los Derechos Humanos, en condiciones de igualdad y no discriminación, y asegurar la prevención y protección frente a la homofobia y la transfobia, en la defensa de la igualdad y la dignidad de las personas como bienes superiores a preservar en cualquier sociedad.