Unicaja tiene el 'sí' de los propietarios del 50% del capital de Ceiss

Alfonso Cárcamo y Antonio Carrascosa, en la rueda de prensa ofrecida en Valladolid. Foto: BORIS GARCÍA

El FROB calcula que la mitad del capital representado, entre mayoristas y preferentistas, ha aceptado el canje y que cuenta con el respaldo de dos tercios de los inversores. Unicaja podría ir adelante con la fusión incluso si no llega al 75% del capital.

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) estima que más del 50% del capital nominal de Ceiss que suma inversores mayoristas y minoritarios (antiguos tenedores de participaciones preferentes y deuda subordinada) se encuentra ya en posición de aceptar la oferta de canje de Unicaja para adquirir las antiguas cajas de Castilla y León, según fuentes del organismo dependiente del Ministerio de Economía que cita Europa Press.

 

Las fuentes han concretado que la oferta de Unicaja cuenta con un respaldo de dos tercios de los inversores a falta de unos días para que termine el plazo del canje el próximo 20 de enero. En este sentido, han advertido en los últimos días de que no se prevé mejoras en la oferta ni por parte de Unicaja ni por parte del FROB. Esto frena una posible ampliación del plazo para aceptar el canje y también descarta la posibilidad de que Unicaja plantee una compensación mayor que la que ha planteado hasta ahora a los preferentistas.

 

Unicaja cuenta ya con el respaldo de cerca del 98% de los mayoristas de Ceiss, una de las condiciones para que fructifique la operación; estos mayoristas son inversores profesionales e institucionales que tenían en su poder títulos de Ceiss por valor de cerca de 400 millones de eurosLos denominados preferentistas, ahorradores que adquirieron sin saberlo complejos productos financieros, tienen en su poder bonos de Ceiss por valor de unos 800 millones de euros tras la quita a la que fueron sometidos en el canje. Según los cálculos más extendidos, un 30% de los preferentistas habría aceptado el canje, pero con eso no sería suficiente.

 

Unicaja había fijado como condición alcanzar al menos el 75% de la suma de las acciones de los mayoristas y bonos de los minoristas (antiguos tenedores de participaciones preferentes y deuda subordinada) de Ceiss. Sin embargo, entre el casi 100% de los mayoristas (400 millones) y los 200 millones que suma el 30% de preferentistas minoristas que se suman al canje, a Unicaja le siguen faltando otros 300 millones de euros para llegar a ese 75% del capital.

 

Hay que recordar que las plataformas que agrupan a los minoristas afectados por las preferentes no recomiendan acudir al canje que propone Unicaja porque implica renunciar a reclamar en los juzgados la devolución íntegra de los ahorros puestos en preferentes.

 

Las fuentes han aclarado que dependerá de Unicaja decidir si la oferta de canje puede salir adelante si el porcentaje entre mayoristas y minoritarios es elevado pero no alcanza el 75%. "Dependerá de si considera que con ese porcentaje le sigue encajando en su modelo de negocio", han apuntado.