Unicaja gana 580 millones hasta septiembre y pasa con margen las pruebas de estrés bancario

El Grupo Unicaja, en el que se encuadra Banco Ceiss, la antigua Caja Duero-España, multiplica por tres sus beneficios y mejora su margen con la mejora del negocio, la venta de una cartera de fallidos y el resultado de inversiones.

En lo que respecta a resultados, entre enero y septiembre de 2014, el Grupo Unicaja Banco ha obtenido un beneficio consolidado de 580,4 millones de euros. Sin la inclusión del efecto contable del “badwill” o diferencia negativa de consolidación puesta de manifiesto en el  momento de la adquisición de Banco CEISS, el beneficio después de impuestos habría sido de  173,6 millones, frente a los 76,4 millones registrados en el mismo período de 2013.

 

El crecimiento de los beneficios se ha sustentando en la obtención de unos ingresos por  intereses y comisiones de 687,3 millones, 119,6 millones más que en el mismo período de 2013,  y en la consecución de 284,5 millones por resultados de operaciones financieras, producto de la  materialización de parte de las plusvalías generadas en la cartera de renta fija en los últimos  meses. Por otro lado, al crecimiento de los ingresos procedentes del negocio con clientes han  contribuido la importante reducción del coste medio de financiación y la política de  diversificación de productos y servicios generadores de ingresos por comisiones.

 

Las anteriores cifras de ingresos, junto con los resultados procedentes de inversiones en  acciones y participaciones (38,2 millones) y el resultado de la venta de una cartera de fallidos de  Banco CEISS (16,7 millones), posibilitan la obtención de un margen bruto de 1.007,3 millones,  un 50% más que el obtenido por el Grupo Unicaja Banco al cierre del tercer trimestre de 2013.  Por su parte, el margen de explotación antes de saneamientos asciende a 536,3 millones,  un 52% superior al obtenido en el mismo período de 2013.

 

 

Al 30 de septiembre de 2014, con un total de recursos propios computables de 3.674 millones de euros, el Grupo Unicaja Banco mantiene una ratio de capital total del 11,3% y un  Common Equity Tier 1 (CET1 o ratio de capital de primer nivel) del 11,1%, lo que supone  2,5 veces el mínimo exigido. De este modo, presenta unos superávits de 1.079 millones de  euros sobre el mínimo legal exigido de capital total (8%) y de 2.149 millones de euros sobre el mínimo exigido de CET1 (4,5%).

 

El Grupo Unicaja Banco ha superado ampliamente, incluso después de haber  computado la adquisición del Banco CEISS, y sin considerar las sinergias correspondientes al  proyecto, las pruebas de evaluación global de calidad de los activos (AQR) y de resistencia (Stress test) realizadas recientemente por el Banco Central Europeo (BCE) en cooperación con la Autoridad Bancaria Europea (EBA), con lo que ha vuelto a poner de manifiesto la calidad de sus activos y su nivel de solvencia, manteniéndose como una de las entidades con mayor solvencia del sistema financiero español. 

 

En este sentido, en relación con las pruebas de estrés, cuyos resultados fueron  publicados el pasado 26 de octubre, el Grupo Unicaja Banco presenta en el escenario base un  coeficiente CET1 del 11,9%, lo que supone 3,9 puntos porcentuales por encima del mínimo  exigido (8,0%). En el escenario adverso el coeficiente CET1 se sitúa en el 8,9%, 3,4 puntos porcentuales por encima del mínimo exigido (5,5%). Según estimaciones internas, Unicaja  Banco en solitario presentaría un coeficiente CET1 en el escenario adverso superior al 11%,  entre los más altos del sistema financiero español y europeo.