Unas 32.000 personas viven en residencias de mayores en la región, un 5,47% de la población de más de 65 años

Castilla y León es la comunidad con mayor porcentaje de población residente en establecimientos colectivos, con 50.935 individuos (2,01%)



VALLADOLID, 7 (EUROPA PRESS)

Un total de 32.001 personas viven en residencias de mayores en Castilla y León, un 5,47 por ciento de la población de 65 y más años y un 1,26 por ciento de la población total, de acuerdo con los datos que publica este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes a los censos de población y viviendas 2011.

De este modo Castilla y León se sitúa como la segunda Comunidad tras Castilla-La Mancha en la que más mayores de 65 años viven en residencias y la primera si se tiene en cuenta la población total.

En cuanto al conjunto estatal, son 270.286 las personas que viven en residencias de mayores, un 3,33 por ciento de la población de 65 y más años y un 0,58 por ciento de la población total.

Por provincias, la que presente un mayor porcentaje de población vivienda en residencias de mayores es Soria (1,89 por ciento), seguidas de Palencia, Zamora y Ávila.

En total, 50.935 personas residen en establecimientos colectivos en las nueve provincias de Castilla y León, un 2,01 por ciento de la población total según los censos 2011 (2.540.188 personas). Con este porcentaje la Comunidad se sitúa a la cabeza del Estado, donde se alcanza un porcentaje del 0,95 por ciento, con 444.101 personas.

CONJUNTO ESTATAL

En el conjunto estatal, algo más de 18.400 personas residen en instituciones colectivas de carácter religioso en España, lo que significa que la población de estos espacios se ha reducido a menos de la mitad en la última década.

En concreto, 18.487 personas residían en conventos, seminarios, monasterios, abadías y establecimientos análogos en el año 2011 frente a las 41.137 que figuraban en estas instituciones en 2001.

De los mismos datos se desprende que la población mayoritaria en este tipo de residencias es femenina (82,4 por ciento) y de edades avanzadas, ya que el 39,9 por ciento tiene entre 65 y 84 años y el 12,4 por ciento rebasa los 85.

Con todo, en estas viviendas colectivas de carácter religioso residían 2.169 personas menores de 34 años de edad al cierre del censo realizado en 2011, junto a 2.806 que tenían entre 35 y 49 años, y 2.283 que estaban en el tramo entre los 50 y los 64.

En total, 444.101 ciudadanos residen en viviendas colectivas en España, un 90,3% más que en 2001, ya sea en residencias de ancianos (60,9%), que tienen una población de 270.286 personas; en el sistema de prisiones (14,4%), con 64.109 internos o en instituciones de atención a la discapacidad y asistencia social (8,3%), entre otras.

El INE destaca que "sólo el 54 por ciento" de los residentes en establecimientos colectivos se ha empadronado en los mismos, proporción que resulta especialmente baja en las prisiones, donde apenas se ha inscrito el diez por ciento de la población. Con todo, para la encuesta se tienen en cuenta a quienes han residido o van a residir más de un año en la vivienda colectiva que ocupan.

MÁS MUJERES EN LAS RESIDENCIAS

En cuanto a las residencias de mayores, en sus más de 270.200 habitantes hay una proporción de 2,18 mujeres por cada hombre. Por grupos de edad, las mujeres superan a los hombres en todos los tramos y la relación crece hasta más de siete mujeres por cada hombre en edades superiores a los 100 años. Los extranjeros en estos establecimientos suman 1.973, el 0,7% de los residentes.

El informe del INE explica que al poner estos datos en relación con el global de la población española, se observa que las mujeres muestran mayor propensión a vivir en geriátricos que los hombres en todas las edades y destaca que cumplidos los 90, el 11,8% de los hombres y el 18,1% de las mujeres están instalados en residencias.

Por provincias, la que presenta un mayor porcentaje de población en los geriátricos es Soria (1,89%), seguida de otras provincias del interior como Palencia, Zamora, Ávila y Teruel. En el extremo opuesto están Las Palmas, Murcia, Málaga, Sevilla y Santa Cruz de Tenerife, las provincias donde hay menos mayores viviendo en asilos.

Respecto a las instituciones penitenciarias, tienen 64.109 residentes, de los que sólo 5.060 son mujeres (el 7,9% del total), con edades en su mayoría comprendidas entre los 20 y los 34 años.

Algo más de tres de cada diez reclusos son extranjeros (20.155 personas), de forma que están sobre representados en las cárceles españolas ya que entre la población general suponen el del 11,2 por ciento de la ciudadanía.

Por último, el INE se refiere a las instituciones sanitarias (que incluyen las de atención psiquiátrica), donde la población es mayoritariamente masculina (56%) y a las instalaciones militares, donde el predominio de los hombres es aún mayor: el 84,1 por ciento de los residentes son varones.