Unas 300.000 personas según sindicatos y 137.000 según la policía se manifiestan por las calles de CyL

Unas 300.000 personas, según los sindicatos, cifra que las policías nacionales y locales rebajan a 137.750, se han manifestado este miércoles por las calles de las diferentes ciudades de Castilla y León con motivo de la huelga general convocada contra los recortes y las políticas que lleva a cabo el Gobierno nacional.
VALLADOLID, 14 (EUROPA PRESS)

Unas 300.000 personas, según los sindicatos, cifra que las policías nacionales y locales rebajan a 137.750, se han manifestado este miércoles por las calles de las diferentes ciudades de Castilla y León con motivo de la huelga general convocada contra los recortes y las políticas que lleva a cabo el Gobierno nacional.

El respaldo ha sido un éxito, según los miembros de la Cumbre Social que convocaban la huelga y la manifestación, entre los que se encuentran los sindicatos UGT, CC.OO, USO y STEs Intersindical, cuyos responsables autonómicos han participado en la movilización de Valladolid.

En este marco, el secretario autonómico de Comisiones, Ángel Hernández, ha destacado el "broche" que supone esta movilización a una jornada "de combate, democracia y libertad" para todos aquellos que "han querido y han podido" ejercer este derecho.

Hernández ha "notado" que la gente está de acuerdo con las reivindicaciones y el mensaje de la Cumbre Social y ha asegurado que esta jornada es un "punto y seguido" en una "larga marcha" para recuperar derechos como ciudadanos. "O cambian las políticas o cambia el Gobierno", ha sentenciado.

Por su parte, el secretario regional de UGT, Agustín Prieto, ha calificado de "histórica" la jornada aunque "quien no quiere oír, no oirá", a pesar de que considera que ha sido una huelga "más visible que nunca", con una participación "activa".

En la misma línea se ha expresado Marcelo García, responsable de USO, quien ha asegurado que el "colofón" a la jornada de huelga demuestra que los ciudadanos "reivindican otras políticas".

En la manifestación han participado diversas personalidades de distintos ámbitos, entre ellos la viceportavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Ana Redondo, quien ha advertido de que la gente ha mostrado su "indignación" y "resistencia" frente a los recortes y se ha mostrado la fuerza que tienen como consumidores.

La movilización de Valladolid, la más numerosa de toda la Comunidad, se ha desarrollado bajo el lema 'Nos dejan sin futuro. Hay culpables. Hay soluciones' y ha congregado a entre 70.000 y 100.000 personas, según los sindicatos, que han recorrido el centro de la ciudad hasta la Plaza Mayor, donde no han podido reunirse todos los manifestantes, que permanecían en los aledaños. A lo largo de la misma se han tocado bocinas, silbatos y se han coreado gritos como "manos arriba, esto es un atraco" o "gobierno dimisión".

En el acto de cierre de la manifestación se ha leído la declaración de la Cumbre Social en un acto que ha conducido la presidenta de la Confederación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Castilla y León (Confapacal), María José Gómez, y en el que el presidente de Artesa (Artes Asociadas de Castilla y León), Carlos Tapia, y Lara de la Rosa, de la asociación estudiantil MAS, han puesto voz al manifiesto.

En el resto de la Comunidad se han congregado miles de personas en las diferentes manifestaciones, que en el caso de Ávila ha contado con unos 9.500 ciudadanos, cifra que la policía rebaja a poco más de 3.000.

Por su parte, en Burgos, 15.000 manifestantes según la Policía y 35.000 según los sindicatos han recorrido las principales calles del centro histórico, en una manifestación que ha partido de la plaza del Mío Cid y ha finalizado en la plaza Mayor.

A la cabeza de la marcha, se han situado los secretarios provinciales de CC.OO y UGT de Burgos, Fidel Velasco y José Luis García, respectivamente, quienes han destacado el "éxito" de la convocatoria y han mostrado su predisposición a mantener las protestas, si el Gobierno de la nación no inicia una serie de contactos con los agentes sociales. También en la provincia de Burgos se han desarrollado manifestaciones en Miranda de Ebro y Aranda de Duero las que, según fuentes sindicales, han participado unas 10.000 personas (5.000 en cada caso), cifra que prácticamente coincide con las de la policía.

Asimismo, miles de leoneses han salido este miércoles a la calle para protestar por las políticas adoptadas por el Gobierno de Mariano Rajoy en un acto que ha salido de la plaza de Guzmán y ha recorrido Ordoño II, la plaza Santo Domingo, Gran Vía de San Marcos, la Inmaculada para terminar a las puertas del Parador de San Marcos.

Más de 70.000 las personas, según los datos facilitados a Europa Press por los sindicatos convocantes, y alrededor de los 25.000 según la Policía Local, han sido las personas que han secundado esta protesta en León, que en el caso de Ponferrada los sindicatos cifran en unas 50.000 personas.

MOVILIZACIÓN "HISTÓRICA"

Una movilización "histórica" que da por finalizada el día de huelga con gran "satisfacción" por parte de los sindicatos ya que se ha cumplido el objetivo que tenían fijado "satisfactoriamente", según apuntó el líder provincial de UGT, Arturo Fernández, a lo que el secretario provincial de CC.OO en León, Ignacio Fernández, ha añadido que este tipo de protestas son sólo un comienzo, "el primer eslabón de una cadena que va a ir creciendo hasta que estrangule a los que nos han estrangulado".

Unas 6.000 personas, según fuentes policiales, y 30.000 según los sindicatos, han participado en la capital palentina en la manifestación que ha salido a las 19.00 horas del Parque del Salón para dirigirse hasta la plaza Abilio Calderón y no hasta la plaza Mayor, como es habitual, al encontrarse ésta ocupada por carruseles para celebrar el mes de la infancia.

En Salamanca, según los sindicatos CC.OO. y UGT, han participado más de 20.000 personas --12.500 es la cifra de fuentes policiales--, que han iniciado el itinerario en la Plaza Mayor de Salamanca y han continuado por las calles Prior, Ramón y Cajal, Paseo Carmelitas, Puerta Zamora, avenida Mirat, Plaza España y Gran Vía.

Allí se han concentrado en torno a la sede de la Subdelegación del Gobierno en Salamanca, donde dos jóvenes han leído el manifiesto consensuado por las principales fuerzas convocantes a nivel nacional.

Entre los asistentes en Salamanca, además de representantes sindicales y políticos de PSOE e Izquierda Unida, también ha asistido un grupo de vecinos de Arribes de Duero, que han acudido a la marcha para continuar con la reivindicación de que la Junta de Castilla y León reabra las urgencias nocturnas de los centros de Villarino y Barruecopardo.

En el caso de Segovia, la movilización ha congregado a 10.000 personas según los sindicatos, 6.500 según la Policía, y la manifestación ha partido de la Avenida Fernández Ladreda para desembocar en la Plaza Mayor.

En Soria asistieron alrededor de 6.000 personas según los sindicatos, 5.700 según fuentes policiales. El acto de protesta ha partido de la Plaza Mayor encabezado por una pancarta en la que se ha podido leer 'Nos jugamos nuestro futuro' tras la que se situaron los líderes provinciales de UGT, CC.OO, USO y la ONG 'Tierra sin Males' cuyo presidente Eduardo Lallana ha criticado los recortes registrados en materia de cooperación.

La manifestación pasó por El Collado para concluir en la Plaza Mariano Granados, donde los líderes sindicales provinciales han leído el correspondiente manifiesto en el que han incidido en la "excepcionalidad" de la provincia de Soria.

Finalmente, en Zamora secundaron la movilización alrededor de 15.000 ciudadanos, según los datos que manejaron los sindicatos, mientras que fuentes oficiales situaron la cifra de manifestantes en 8.000 personas, convirtiéndose así en una de las más numerosas que se han producido en la capital.

La manifestación salió, como es costumbre, del parque de La Marina, para continuar hasta la plaza de Alemania y finalizar en la plaza de la Constitución, donde se ubica la subdelegación del Gobierno. Allí, los líderes sindicales realizaron un discurso común en el que subrayaron que en esta ocasión "no existen los colores políticos, sino que esto es fruto de las actuales circunstancias por las que atraviesa el país".