Unas 1.700 toneladas de basura se acumulan en las calles de Granada en la décima jornada de huelga

La plantilla limpiará los residuos del mercadillo de la Chana


GRANADA, 16 (EUROPA PRESS)

Unas 1.700 toneladas de basura se acumulan en las calles de Granada capital en la décima jornada de huelga indefinida de los trabajadores de Inagra, la empresa concesionaria de limpieza viaria y la recogida de residuos, tras romperse las negociaciones del convenio, en las que el Consistorio granadino ha rechazado mediar.

De hecho, el alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), no descartó el martes recurrir a la Unidad Militar de Emergencias (UME) si el paro continúa aunque prefirió no dar una estimación de cuándo se podría tomar esta decisión.

Este miércoles, el comité de empresa e Inagra se reunirán en la Inspección de Trabajo para solucionar las discrepancias en la aplicación de los servicios mínimos --fijados en un 30 por ciento--, ya que los trabajadores mantienen que en el servicio nocturno están saliendo dos camiones más de recogida de lo establecido.

Además, el presidente del comité de empresa, Eduardo Aragón (CGT), ha informado a Europa Press de que se limpiarán los residuos en el mercadillo de la Chana, como hicieron con los de Almanjáyar y Zaidín, aunque ha lamentado las críticas realizadas a este respecto por los comerciantes de la ciudad, que reclaman que se limpie el entorno de sus establecimientos.

Aragón ha señalado que este miércoles se realizarán los trámites para convocar un nuevo encuentro con la empresa a fin de retomar las negociaciones.

La congelación salarial para 2012 y 2013, la reducción de la nómina al cinco por ciento, la ampliación de la jornada a 37,5 horas semanales, con la consecuente eliminación y alteración de los descansos, son otros de los asuntos que están causando discrepancias entre las partes implicadas.

Según ha añadido Aragón, la empresa se ha ofrecido a dejar en un 2,5 por ciento la rebaja salarial, a cambio de congelar las nóminas en el periodo comprendido entre 2012 y 2015.

El seguimiento de la huelga por parte de la plantilla, compuesta por 540 personas, está siendo del cien por cien, a excepción de la personas que componen los servicios mínimos, fijados en un 30 por ciento salvo en la limpieza de centros sanitarios, mercados de abastos y mataderos, donde operan el cien por cien de los efectivos ordinarios.