Una valoración del Rey en declive en los últimos años

La renuncia al trono de Don Juan Carlos se produce tras años de progresivo declive de su valoración en las encuestas del CIS.

El CIS viene incluyendo en sus barómetros, sin periodicidad fija, una pregunta sobre la valoración de las distintas instituciones del país para que los ciudadanos pongan nota del cero al 10.

 

El siguiente gráfico describe cómo ha evolucionado la nota que los españoles dan a la monarquía.

 

A mitad de los años noventa la Monarquía encarnada por Don Juan Carlos recibía una calificación de 'notable' (en torno al 7), pero con los años su nota fue cayendo paulatinamente al 6 y al 5 en los comienzos del siglo XXI.

 

Pero en la encuesta de octubre de 2011, en medio de la crisis económica que afectó a todos los estamentos políticos, la valoración del Rey cayó por primera vez por debajo del aprobado con una nota de 4,89 puntos y, dos años después, en abril de 2013, después de episodios como la cacería de elefantes en Botswana o el 'caso Urdangarín', la Monarquía alcanzó su mínimo histórico con una nota de 3,68 puntos.

 

La última ocasión que el CIS preguntó a los ciudadanos por la Monarquía y el resto de instituciones fue el pasado mes de abril y, por primera vez, su nota remontó, aunque sólo cuatro centésimas, para obtener una calificación de 3,72 puntos y dar la impresión de que la caída se había detenido.