Una ternera resulta muerta por un ataque de lobos en Garganta del Villar

Estado en el que quedó la ternera atacada por los lobos en Garganta del Villar.

Según han denunciado desde la organización agraria UCCL, "en los últimos meses habían decaído los ataques de lobos en municipios próximos a la Reserva Regional de Caza de la Sierra de Gredos, ante el celo de la Junta de Castilla y León para que los lobos no sacrifiquen a ninguna cabra", por lo que, denuncian, "la Junta se apunta a las ganancias de la fauna salvaje, pero las pérdidas se las deja a los ganaderos".

La organización agraria UCCL ha denunciado que el pasado domingo se produjo un ataque de lobos en el término municipal de Garganta del Villar, municipio abulense que está incluido en la comarca agraria de Gredos, concretamente en el paraje 'El Lomo', situado en la parte Norte de dicho término, y que tuvo como resultado una ternera de poco más de dos meses muerta.

 

Según han explicado, "hacia las 11,00 horas del lunes, el ganadero se encontró con la ternera tendida en el suelo, con una gran parte de la pierna devorada, y aún estaba viva. Hubo que sacrificarla para evitarla la agonía, pues las heridas eran mortales, y ese mismo día, los técnicos ambientales de la Junta de Castilla y León certificaron que el ataque fue realizado por lobos, además de que el propio ganadero los pudo ver el mismo día del ataque".

 

Tal y como explican desde UCCL, "en los últimos meses habían decaído los ataques de lobos en municipios próximos a la Reserva Regional de Caza de la Sierra de Gredos, ante el celo de la Junta de Castilla y León para que los lobos no sacrifiquen a ninguna cabra de dicha reserva", ya que, explican, "por ellas se obtienen jugosos beneficios en las subastas de caza de ejemplares de machos de cabra montés". De esta manera, señalan, "la Junta se apunta a las ganancias de la fauna salvaje, pero las pérdidas se las deja a los ganaderos".

 

Desde UCCL han concluido asegurando que "la desidia de la Junta de Castilla y León es tal, que haciendo más de un año que UCCL está tramitando expedientes de reclamación de responsabilidad patrimonial por las muertes de animales por lobos, aún no ha resuelto ni un solo expediente, y ya se han reclamado más de un centenar de ataques".