Una sola voz varios idiomas

La Asociación de mujeres Josefina Aldecoa ha organizado un acto con el objetivo de concienciar a la sociedad abulense de los diferentes tipos de violencia que existen en el mundo, muchos de ellos en la puerta de al lado y no en países lejanos
El día 25 de noviembre es el Día Contra la Violencia de Género, durante toda la semana se han organizado diferentes actos y se han firmado muestras de apoyo a esta causa, que a pesar de las políticas realizadas por los diferentes estamentos implicados, siguen dándose en una sociedad que se considera desarrollada.  

Uno de esos actos lo organizó la Asociación de Mujeres Josefina Aldecoa en la Escuela Oficial de Idiomas, en el que su presidenta, Ester Bueno, hizo un repaso de los diferentes tipos de violencia que pueden darse. Comenzó su intervención diciendo que íbamos a ver imágenes que eran muy duras pero que había decidido ponerlas con el fin de seguir concienciando a la sociedad.  

En el mundo, y por ende también en España hay diferentes y horribles formas de explotación contras las mujeres. Pero “hay que verlo con toda su crudeza lo que está pasando” y para comenzar vinos un corto realizando por Keira Knightley de forma altruista titulado “Corten”, porque eso es lo que hay que hacer con la violencia de género cortarla, pararla.  

Y lo peor de todo es que es un fenómeno global: desde la violencia verbal, los matrimonios forzados, las torturas en nombre del honor, la compra-venta de mujeres, la infibulación y la ablación y todas las atrocidades que se os puedan ocurrir.  

Y es que las cifras hablan por sí solas; en el año 2011 fueron 2.200 las mujeres de Castilla y León que sufrieron violencia de género, 800 de ellas en el medio rural, y el 70% de los agresores eran españoles. Además 1.187 tuvieron que recibir asistencia jurídica, se tuvo que dar atención psicológica a 167 menores. En España se han realizó 359 denuncias diarias, un 20% más que en el trimestre anterior.  

El acto terminó con la lectura de un manifiesto en español, alemán, francés, inglés, italiano y rumano; todos dijeron lo mismo con una sólo voz pero en diferentes idiomas para que todos nos demos por enterados de que poco a poco hay que dejar de celebrar el Día de la Violencia de Género.