Una ruta histórica dará a conocer las fuentes de San Antonio y Las Hervencias y su evolución

La Fuente de la Sierpe, punto de encuentro para la ruta.

La teniente de alcalde de Cultura, Sonsoles Sánchez-Reyes, y la arqueóloga municipal, Rosa Ruiz Entrecanales, han presentado una ‘Ruta por las fuentes del parque de San Antonio y de Las Hervencias’, una actividad gratuita que tendrá lugar el próximo sábado 11 de abril a las 12,00 horas que pretende dar a conocer cómo era el sistema de conducción de agua en la capital abulense del siglo XVI y su evolución en el tiempo.

Rosa Ruiz Entrecanales, arqueóloga municipal, será la encargada de guiar a todos aquellos que quieran participar en esta actividad en la que hará un recorrido desde el siglo XVI, fecha en la que están datadas las casetas de agua, “de tiempos de Juana la Loca”, y cómo el tipo de conducción desde las fuentes de la zona de Las Hervencias y San Antonio hasta la capital duró hasta el siglo XIX, siglo en el que se empezaron a cambiar las tuberías de barro por nuevas de hierro, “uno de los aspectos más controvertidos de la historia de la canalización de agua en nuestra ciudad”, ha señalado.

 

Ruiz Entrecanales ha recordado que “todas las civilizaciones han buscado el agua como fuente de desarrollo” y será ese uno de los temas sobre el que gire su ponencia, aunque centrado en la ciudad de Ávila, y para ello tendrán como punto de encuentro y principal reclamo de la ruta la fuente de la Sierpe, situada en el parque de San Antonio, “la más antigua de la ciudad”, ha puntualizado.

 

La arqueóloga ha destacado que en aquellos tiempos sobre los que arranca la ruta, toda la zona que se visitará contaba con un gran número de manantiales de agua, ya que, ha asegurado, “se contabilizaron unas sesenta fuentes”, aunque, “hoy ya quedan pocas”; fuentes que, “en algunos casos eran ornamentales, pero que en la mayoría se trataba de pilones con caño”. Ruiz Entrecanales ha avanzado también que se recordará en la charla cómo esa agua se llevaba desde las fuentes a la ciudad a través de acueducto, “conectándose suponemos que hasta el Mercado Chico, donde el proyecto final era una diana cazadora de mármol que quizás llegó a existir”, ha concluido.