Una operación internacional contra el narcotráfico con participación española se salda con 30 detenidos

La organización criminal movió unos 12 millones de euros entre 2007 y 2010 y la droga incautada está valorada entre 418 y 468 millones de euros


MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Una operación conjunta de la Policía Nacional española, los Mossos d'Esquadra y las Policías de Suecia y Francia iniciada en 2008 contra el tráfico de cocaína de Sudamérica a Europa se ha saldado con la detención de 30 personas, incluido su líder.

Fueron las autoridades suecas las que comenzaron la operación, y en 2009 se creó un equipo conjunto de investigación con España con el apoyo de Europol y Eurojust, según han informado este martes la Policía Nacional y la Policía catalana en un comunicado conjunto. El marco legal facilitó el rápido intercambio de información sin las dilaciones de tiempo que implican las Comisiones Rogatorias Internacionales. En marzo de 2012 se incluyó a Francia.

Como primer éxito se consiguió la aprehensión de 1,4 toneladas de cocaína en un velero de 15 metros que zarpó hacia Europa y que fue abordado por la autoridades francesas en el Caribe y llevado a Martinica en junio de 2010.

En el velero viajaba un varón de 56 años y nacionalidad sueca, que fue detenido. Los investigadores se centraron en el principal encartado y sus cómplices, consiguiendo establecer los vínculos en una sofisticada red de empresas creadas para facilitar el blanqueo de capitales, las transferencias dinerarias y las adquisiciones de propiedades.

RED LIDERADA POR UN CIUDADANO SUECO

Más de 30 personas han sido detenidas por todo el mundo, entre ellas el líder de la red criminal, un sueco de 40 años con un gran historial delictivo que fue detenido al suroeste de Bogotá y deportado de Colombia a Suecia en diciembre de 2010.

Unos días después, se procedió a la detención de otras cinco personas y al registro de varias viviendas en Suecia y España. El líder recibía asistencia para el blanqueo de capitales de un pariente que residía entre España y Suecia.

Las autoridades españolas intervinieron varias cuentas bancarias como parte de la investigación por blanqueo, y alrededor de 6 millones de euros fueron intervenidos en cinco países, entre inversiones inmobiliarias, negocios legales, vehículos de lujo y embarcaciones.

La organización había movido alrededor de 12 millones de euros entre 2007 y 2010, y la cocaína incautada habría alcanzado un valor en el mercado clandestino de entre 418 y 468 millones de euros.

Europol dio apoyo de análisis operativo y facilitó las claves para identificar a las principales figuras de la organización en Colombia, Estados Unidos, Francia, Guyana Francesa, Suecia y España. Asimismo, facilitó la recuperación de activos procedentes del grupo organizado.

Eurojust correspondió con el intercambio de información y la coordinación de la investigación. En su sede se mantuvieron un total de 17 reuniones para decidir dónde se llevarían a cabo los procesos penales y coordinar la división de tareas entre las jurisdicciones involucradas. También dio apoyo a la interceptación marítima.

18 AÑOS DE CÁRCEL PARA EL PRINCIPAL CONDENADO

El pasado 8 de mayo, después de un año de juicio, el Juzgado de Primera Instancia de Estocolmo publicó la sentencia del caso, que ha sido recurrida y que impone al principal condenado 18 años de prisión, la máxima pena que permiten las leyes suecas.

Las acusaciones son el resultado de más de cuatro años de cooperación internacional entre las fuerzas de seguridad y las autoridades judiciales de Suecia, España y Francia, con el continuo apoyo de Eurojust y Europol y la asistencia de otros Estados miembros (Países Bajos, Malta, Reino Unido, Estonia, Chipre y Alemania) y de terceros países (Colombia, Estados Unidos, Suiza, Venezuela, Israel y Andorra). En España, el juicio podría tener lugar a principios de 2014.

Los pasados días 4 y 5 de junio, las autoridades judiciales y policiales de Suecia, Francia y España, Europol y Eurojust mantuvieron una reunión en la Escuela Judicial de Barcelona para evaluar y mejorar el programa de los equipos conjuntos de investigación, aportando la experiencia de este caso.

En España, la investigación fue supervisada por el Juzgado de Instrucción 7 de Vilanova i la Geltrú (Barcelona), con el apoyo del Cuerpo Nacional de Policía (Grupo III de la Unidad de Droga y Crimen Organizado), la Brigada Regional de Policía Judicial y la Jefatura Superior de Policía de Cataluña en colaboración con la Unidad Central de Investigación de los Mossos d'Esquadra.