Una nueva investigación reduce el cáncer de mama más invasivo

Investigadores de Estados Unidos han diseñado un medicamento candidato que disminuye el crecimiento de células tumorales en modelos animales de uno de los cánceres más difíciles de tratar: el cáncer de mama triple negativo.

Científicos del campus del Instituto de Investigación Scripps (TSRI, por sus siglas en inglés) de Florida, Estados Unidos, han diseñado un medicamento candidato que disminuye el crecimiento  de células tumorales en modelos animales de uno de los cánceres más difíciles de tratar: el cáncer de mama triple negativo.

 

"Es el primer ejemplo de tomar una secuencia genética y diseñar un candidato a fármaco que funciona con eficacia en un modelo animal contra el cáncer de mama triple negativo.  El estudio representa un claro avance en la medicina de precisión, ya que esta molécula sólo mata las células cancerosas que expresan el gen causante del cáncer, no células sanas. Estos estudios pueden transformar la forma en que se identifican los fármacos dirigidos mediante el uso de la composición genética de una enfermedad",  ha destacado el profesor Matthew Disney, del TSRI y uno de los autores del estudio.

 

El estudio, publicado en la edición digital de este lunes de 'Proceedings of the National Academy of Sciences' (PNAS), demuestra que el complejo del laboratorio de Disney, conocido como Targaprimir-96, lleva a las células de cáncer de mama de quitarse la vida a través de la muerte celular programada al dirigirse precisamente a un ARN específico que activa el cáncer.

 

Aunque el objetivo de la medicina de precisión es identificar fármacos que afectan selectivamente a las biomoléculas que causan enfermedades, el proceso implica mucho tiempo y costoso cribado de alto rendimiento para poner a prueba millones de potenciales candidatos a fármacos para identificar a los pocos que afectan a la diana de interés. El enfoque de Disney elimina estos cribados.

 

NO AFECTA A LAS CÉLULAS SANAS

 

El nuevo estudio utiliza un enfoque computacional del laboratorio llamado Inforna, que se centra en el desarrollo de compuestos de diseño que se unen a los pliegues de ARN, en particular a los microARN. Los microARN son moléculas cortas que trabajan dentro de todas las células animales y vegetales, normalmente como un "regulador de intensidad" para uno o más genes, uniéndose a las transcripciones de los genes y evitando la producción de proteínas.

 

 Algunos microRNAs se han asociado con enfermedades. Por ejemplo, el microARN-96, que era el objetivo principal de esta investigación, promueve el cáncer, al desalentar la muerte celular programada, que puede librar al cuerpo de las células que crecen fuera de control.

 

En el nuevo estudio, el candidato a fármaco fue probado en modelos animales durante un curso de 21 días de tratamiento. Los resultados mostraron una disminución en la producción de microRNA-96 y un aumento de la muerte celular programada, reduciendo significativamente el crecimiento del tumor. Como targaprimir-96 era altamente selectivo en su orientación, las células sanas no se vieron afectados.

 

Por el contrario, Disney señala que la terapéutica típica del cáncer se dirige y mata las células de forma indiscriminada, a menudo llevando a efectos que pueden hacer de estos fármacos difíciles de tolerar para los pacientes. "En el futuro esperamos para aplicar esta estrategia para combatir desde cánceres incurables a patógenos virales importantes como Zika y ébola", añade el investigador asociado Sai Pradeep Velagapudi, primer autor del estudio y miembro del laboratorio de Disney.