Una musaraña gigante que vivió en Atapuerca hace 1,2 millones de años se alimentaba de grandes mamíferos

Un estudio de la colaboradora del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES), María Bemmàsar, ha revelado que un musaraña gigante que vivió en la Sierra de Atapuerca (Burgos) hace 1,2 millones de años se alimentaba de mamíferos más grandes que ella.
BURGOS, 28 (EUROPA PRESS)



La investigación, publicada en la revista internacional Historial Biology y a la que ha tenido acceso Europa Press, se basa en los análisis del húmero de un topo encontrado en la Sima del Elefante de los yacimientos arqueológicos burgaleses, que presenta unas depresiones causadas por mordeduras, nunca antes documentadas hasta ahora en pequeños mamíferos.

María Bemmàsar ha destacado que el trabajo realizado evidencia que la musaraña de dientes rojos es la autora del mordisco sobre el húmero del topo analizado, lo que sugiere que tenía capacidad de capturar presas mayores, aunque no poseía rasgos morfológicos especializados en el consumo de pequeños mamíferos.

Este hallazgo choca con la teoría implantada hasta la fecha, que considera que las musarañas gigantes se alimentaban de insectos y mamíferos pequeños para mantener su elevada masa metabólica, tal y como hace su pariente más cercana, la musaraña de cola corta septentrional.

En el trabajo publicado también han participado otros investigadores como Isa Cáceres, Rosa Huguet y Hugo A. Blain, así como otros miembros del Equipo de Investigación de Atapuerca, entre los que se encuentran Gloria Cuenca y Juan Rofes.