Una muestra revive la época dorada de la Vespa en Valladolid

El Centro de Recursos Turísticos de la Acera Recoletos acoge una muestra fotográfica y la exposición de tres motocicletas restauradas de los años 50 y 60 sobre la importancia de la Vespa en los últimos 70 años en Valladolid.

Valladolid. 22 de febrero de 1952. Treinta personas logran la hazaña de circular unos metros subidos en una Vespa. El récord mundial, que nunca ha sido superado, fue certificado por el notario Ignacio Martín.

 

Valladolid. Enero de 2013. Estas y otras muchas anécdotas se recuerdan en la exposición Valladolid y la vespa. 70 años rodando por nuestras calles, que se puede visitar en el Centro de Recursos Turísticos de Valladolid hasta el próximo 12 de febrero.

 

Se trata de una colección fotográfica que refleja diferentes secuencias de la vida cotidiana de aquellos años, en los que la Vespa alcanzó una notable popularidad entre los españoles. Aunque el principal atractivo son las tres motocicletas restauradas: una Vespa 150 S, del año 1961; y Lambrettas LD 125m de 1956 y LI 150, de 1960, que ha sido cedidas por la agrupación Scooter Clásico y por Ismael Sanz.

 

La exposición, que se ha hecho coincidir en su inicio con la concentración motera invernal Pingüinos, recorre aquella época en la que comenzaron a proliferar, precisamente, las primeras concentraciones y rallies de motocicletas, en las que decenas y centenares de Vespas llegaban a pueblos y ciudades aportando un singular colorido con la amistad y camaradería de sus conductores como transfondo. Asimismo, algunas de esas fotos en blanco y negro reviven momentos tan espectaculares como las acrobacias que algunos locos de las dos ruedas lograban sobre este vehículo, que siete décadas más tarde aún está tan vigente.

 

Valladolid y la vespa. 70 años rodando por nuestras calles, se puede visitar en la sala de exposiciones del Centro de Recursos Turísticos de la acera Recoletos de Valladolid hasta el 12 de febrero.  Los horarios de visita son de lunes a sábado, de 10 a 14 y de 17 a 19 horas, mientras que los domingos sólo se podrá acudir en horario de mañana. La entrada es gratuita.