Una lluvia de meteoritos provoca cientos de heridos en los Urales

Numerosas ventanas reventaron por la onda expansiva

Alrededor de 400 personas han resultado heridas, tres de ellas de gravedad, a causa de la lluvia de meteoritos que ha impactado en la madrugada del viernes en tres regiones de la zona de Urales, en Rusia, según un nuevo balance del Ministerio del Interior.

 

Centenares de personas han sufrido cortes a causa de la rotura de cristales, ya que la onda expansiva ha hecho estallar las ventanas de muchos edificios en la región de Cheliabinsk, según el Ministerio. "El estado de al menos tres personas es grave", ha precisado un portavoz del Ministerio, citado por la agencia estatal de noticias RIA Novosti.

 

La lluvia de meteoritos ha impactado en las regiones de Cheliabinsk, Sverdlovsk y Tyumen y en territorio de Kazajistán y, de momento, las autoridades no tienen datos concluyentes sobre si se ha tratado de un meteorito de gran tamaño desintegrado antes de llegar a tierra o de numerosos meteoritos pequeños.

 

Al respecto, la jefa adjunta de prensa del Ministerio, Elena Smirnykh, ha asegurado a RIA Novosti que "las informaciones verificadas indican que se trataba de un meteorito que se incendió al aproximarse a la Tierra y se desintegró en pequeños fragmentos".

 

Las autoridades han asegurado que los niveles de radiación se mantienen dentro de la normalidad y la agencia nuclear rusa, Rosatom, ha informado de que las centrales atómicas de la zona funcionan sin problemas.

 

Este suceso podría estar relacionado con el asteroide 2012 DA14, de entre 45 y 95 metros de diámetro, que se prevé que a las 20.25 horas del viernes pase cerca de la Tierra, a unos 27.000 kilómetros de distancia.