Una forma de poner en práctica lo aprendido

Todavía queda alguna plaza en el campo de trabajo del “Campus Arqueológico” que la Diputación Provincial ha puesto en marcha en la localidad de Cillán. Tendrá una duración de unos 15 días, de lunes a sábado, entre el 29 de julio y el 11 de agosto. Por la mañana estarán trabajando en la excavación de una de las viviendas del campamento y por la tarde recibirán clases sobre la materia

La Diputación de Ávila cuenta todavía con alguna plaza en el “Campus Arqueológico de Cillán”, una forma práctica de complementar los estudios de la carrera o de aprender antes de ir a la misma. Y es que durante quince días los participantes en las excavaciones serán los encargados de “descubrir y poner en valor” lo que esconde la tierra.

 

Se trata de un yacimiento que data de siglo X u XI, de la Alta Edad Media, que según Jesús Caballero, encargado de gestionarlo “es un momento oscuro, porque se ha estudiado mucho la época visigoda, pero está época es un momento confuso y hay poco estudiado. Por tanto, todo lo que descubramos será interesante”.

Aunque al mismo tiempo, señala, se trata de un asentamiento que se fue abandonando poco a poco, “de forma meditada y tranquila, y eso para los arqueólogos es poco interesante. Ya que si se produce un abandono de forma bélica y de inmediato dejan muchos vestigios, de esta forma sólo dejan “basura” y se llevan casi todo con ellos”.

 

Para Caballero el campus tiene tres objetivos: el primero estudiar una época de la que no se tiene mucho conocimiento, en segundo lugar poner en valor y consolidación que “puede venir bien para la consolidación del turismo en la zona”, y en tercer lugar está la parte didáctica con los asistentes al campus que conocerán de primera mano cómo se debe trabajar con este tipo de elementos.

 

El yacimiento tiene una extensión de 2,5 hectáreas y tiene unas 30 estructuras domésticas y auxiliares, ya están a la vista dos y se pretende intervenir en una tercera. Además hay una cerca defensiva que protege todo el perímetro. Es un lugar emblemático y con pocos estudios al sur del Duero.

 

El coste del campus para la Diputación es de unos 12.000 €, y los alumnos tendrán que pagar entre 200 y 250 € por la comida y alojamiento, que se realizará en las instalaciones del CRA de Cillán.