Una explotación láctea de Langa protagonista del proyecto "Bienvenidos al campo"

Ha sido visitada por 50 jóvenes madrileños con edades entre 9 y 12 años, que han conocido como es el día a día de una de las mejores explotaciones ganaderas de nuestro país

La `Alianza por la Unidad del Campo de Ávila´, que forman las organizaciones UPA y COAG, ha estado presente en un acto de puertas abiertas al público que se ha desarrollado en la explotación láctea INDABU S.L. de Langa, una de las mejores que existen en nuestro país.

Los Hermanos López Jiménez, afiliados de UPA, han sido los protagonistas de la jornada titulada `Bienvenidos al campo´, por la que un colegio madrileño, de jóvenes con edades entre los 9 y 12 años, ha visitado esta explotación láctea modélica en nuestro país en cuanto a tecnología y trabajo profesional se refiere, tal y como lo confirman las distinciones recibidas.

El evento tenía como objetivo explicar y enseñar en directo a los jóvenes cómo es el día a día de un ganadero de leche en nuestro país. Para ello se visitarán las instalaciones, el modo de producción de leche en una explotación láctea así como el método de trabajo y extremo cuidado con el que se trata a los animales.

El fin es fomentar el consumo de leche española y dar a conocer a los más jóvenes que los brik de leche que se encuentran en los centrso de venta tienen un proceso de trabajo muy profesional por parte de los ganaderos de nuestro país, y que hoy en día se produce en España, también en Ávila, la mejor leche que se puede encontrar en el mercado.

La explotación INDABU S.L. cuenta actualmente con 240 animales (120 vacas de ordeño y 120 de recría), y ha sido recientemente premiada por el Grupo Pascual como 1ª explotación láctea española con certificación de robot de ordeño.

Los hermanos López Jiménez llevan toda una vida dedicada al sector vacuno de leche, con 40 años de experiencia hace 5 años hicieron una importantísima inversión para colocar a su explotación entre una de las más punteras tecnológicamente hablando de nuestro país. “Hemos demostrado que podemos competir en todo con el resto de ganaderos europeos, pero no lo podemos hacer con los precios que nos pagan a pesar de que la leche que producimos es de una excelencia máxima”, confirman ambos hermanos, afiliados de UPA.