Un voraz Cristiano lidera una goleada sin brillo

Cristiano Ronaldo, tres goles más

El Real Madrid se impone a un tímido Shakhtar sin desplegar su mejor fútbol, pero con un nuevo 'hat-trick' del portugués y lesión de Bale. 

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Navas; Carvajal, Varane (Pepe, min.46), Ramos (Nacho, min.59) Marcelo; Isco, Kroos, Modric; Cristiano, Benzema y Bale (Kovacic, min.31).

 

SHAKHTAR DONETSK: Pyatov, Srna, Kucher, Rakitskiy, Azevedo; Fred, Stepanenko; Marlos (Kovalenko, min.74), Alex Teixeira, Taison (Malyshev, min.67); y Gladkiy (Bernard, min.82).

 

GOLES

   1-0, minuto 30: Benzema.

   2-0, minuto 55: Cristiano, de penalti.

   3-0, minuto 63: Cristiano, de penalti.

   4-0, minuto 81: Cristiano.

 

ÁRBITRO: Ivan Bebek (CRO). Amonestó a Stepanenko (min.32), Srna (min,54), Kucher (min.75), Malyshev (min.80), por el Shakhtar. Expulsó por doble amonestación a Stepanenko en el minuto 50.

 

ESTADIO: Santiago Bernabéu.

El Real Madrid se estrenó este miércoles en la Liga de Campeones 2015-2016 con una victoria por un contundente 4-0 ante un Shakhtar Donetsk ucraniano demasiado tímido, en un partido donde, pese a la abultado del resultado, los madridistas no ofrecieron un juego excesivamente brillante y recibieron la mala noticia de la lesión de Gareth Bale, compensada en parte por otro día goleador de Cristiano Ronaldo.

 

Un regalo de Pyatov y un 'hat-trick del portugués, dos de ellos de penalti, dieron los primeros tres puntos europeos al conjunto de Rafa Benítez, que tuvo una puesta de largo en el torneo continental algo lejos de la expectación creada tras las goleadas al Betis y al Espanyol. El equipo blanco tuvo que trabajar para deshacerse de un Shakhtar, lejos de una versión de antaño más peligrosa, y que se llevó un duro castigo tras pecar de escasa pegada en la parcela ofensiva.

 

Sin embargo, cuando el partido parecía que quedaría para recalcar los destellos de Isco y Benzema, el buen trabajo de Modric o el conseguir dejar de nuevo la portería a cero, surgió la figura del voraz atacante portugués, que ha pasado de la sequía a anotar ocho goles en dos encuentros.

 

Fue una primera parte densa y con altibajos en el juego del Real Madrid, falto de una regularidad sobre todo en los metros finales. Además, fueron 45 minutos con sobresaltos, como el que dio Keylor Navas al no parar bien un balón que se marchó amenazante hacia su portería, o sobre todo la lesión de Gareth Bale.

 

El extremo galés se lesionó solo al filo de la media hora y dejó 'coja' a la 'BBC, aunque hasta entonces no había podido resquebrajar la defensa de los de Mircea Lucescu. Benítez optó por un recambio 'no natural' para reemplazar al de Cardiff y eligió a Kovacic en lugar de Jesé, lo que motivó un cambio de dibujo y una mayor espesura en ataque. No fue el único con problemas porque Varane y Ramos tampoco pudieron acabar el partido.

 

Con todo, el equipo madridista fue capaz de marcar en ese momento que jugó con diez mientras se preparaba el cambio del británico. Un regalo de Pyatov, que no atajó bien un centro de Isco, le dejó la pelota franca a Benzema para que este desenredase el partido a favor de los locales.

 

Y es que hasta entonces, el Shakhtar había intentado cortocircuitar el fútbol de creación del Real Madrid, con una línea alta de presión, y luego, con la pelota, buscar sobre todo tenerla, aunque con poca efectividad., dejando claro que las marchas de Douglas Costa y Luiz Adriano han mermado su potencial. Lo probó sobre todo por el flanco izquierdo con Azevedo y Taison, y pisó en ocasiones el área, pero le faltó remate. A su '9', Gladkiy apenas se le vio, y por el lado contrario, el veterano Srna tampoco aportó demasiado.

 

El Real Madrid se enmendó a Modric e Isco para dar velocidad arriba, con el croata multiplicándose y el malagueño con su vena más artista. Así, el diez veces campeón de Europa tuvo un tramo de ocasiones, con un taconazo de Bale como final de una magnífica combinación de equipo, y sobre todo una de Benzema, que franco ante Pyatov tras un buen pase de Cristiano, pero que tras deshacerse con habilidad del portero, envió la pelota por encima del larguero. El portugués, tras un gesto técnico brillante, tuvo igualmente la suya posteriormente, pero disparó desviado.

 

CRISTIANO, 80 GOLES EN CHAMPIONS

 

A partir de ahí, el Shakhtar logró de nuevo adormecer el choque hasta que llegó el gol de Benzema. Los visitantes no encajaron bien el golpe, pero supieron aguantar hasta el final del primer acto sin más sobresaltos que un disparo desde fuera del área de Modric y un intento de Cristiano.

 

La intención del Shakhtar de meter una marcha más en busca del empate tras la reanudación se le vino abajo demasiado pronto. Stepanenko, con una amarilla, midió mal una salida en contragolpe de Sergio Ramos, producto de nuevo de demasiadas dudas visitantes en el área de Navas, y arrolló al de Camas para marcharse a los vestuarios y ponerla el encuentro más cuesta arriba a los suyos.

 

Poco después, llegó la sentencia. Una buena maniobra de Benzema en el área sirvio para meter el pase a Cristiano dentro del área y el remate del portugués impactó en la espalda de Srna, pero el colegiado croata, con mucho retraso, señaló los once metros desde donde el de Madeira no perdonó para anotar su gol número 78 en la 'Champions' y coger carrerilla hasta el final del encuentro.

 

El 79 no tardó en llegar y fue, de nuevo, desde el punto de penalti. El balón dio en la mano de Azevedo en una pugna con Carvajal y el delantero portugués engañó a Pyatov para acumulando goles para reforzar su estado anímico. Y para cerrar la goleada, el 80, tras cabecear un rechace de Pyatov a un disparo de Marcelo, mientras que Navas metió una buena mano en el descuento para continaur manteniendo impoluta su portería.