Un vendaval llamado Real Madrid

El equipo de Pablo Laso apabulla al EA7 Emporio Armani Milán con una gran actuación de Mirotic, Rudy y Felipe Reyes.

 

 

FICHA TÉCNICA

 

RESULTADO: REAL MADRID, 93 - EA7 EMPORIO ARMANI MILÁN, 74 (52-31 al descanso).

 

REAL MADRID: Llull (10), Fernández (16), Darden (4), Mirotic (19) y Bourousis (4) --cinco inicial--; Rodríguez (13), Draper (-), Carroll (9), Díez (-), Reyes (14), Slaughter (-) y Mejri (4).

 

EA7 EMPORIO ARMANI MILAN: Jerrells (12), Langford (17), Moss (11), Melli (2) y Samuels (13) --cinco inicial--; Haynes (5), Gentile (6), Cerella (-), Chiotti (2) y Wallace (2).

 

PARCIALES: 25-20, 27-11, 21-18, 20-25.

 

ÁRBITROS: Radovic (CRO), Lottermoser (ALE) y Nuran (TUR). Eliminaron a Melli por faltas personales por parte del EA7 Emporio Armani Milán.

 

PABELLÓN: Palacio de los Deportes. 10.719 espectadores.

El Real Madrid prosigue con su marcha triunfal por este inicio de temporada, en el que no conoce la derrota, después de superar con claridad al EA7 Emporio Armani Milán (93-74) en la tercera jornada de la primera fase de la Euroliga, tras un duelo sentenciado ya al descanso gracias a la exuberancia ofensiva del conjunto de Pablo Laso.

 

Al igual que en los dos partidos previos, los vigentes subcampeones de la Euroliga maltrataron a su rival con los rasgos que le han llevado a la primera plana del baloncesto continental, un ritmo frenético, desmedida fluidez ofensiva e infinita capacidad de anotar. Nikola Mirotic y Sergio Rodríguez, dos de los referentes más claros del equipo, se encargaron de bajar el telón competitivo del duelo ya antes del descanso.

 

El primero realizó un primer cuarto que acarició la perfección. Con 15 puntos sin fallo en los lanzamientos, el ala-pívot del Real Madrid abusó de la candidez italiana, sobre todo en la 'pintura'. Los pupilos de Luca Banchi resistieron sin embargo ese primer envite, en un primer cuarto plagado de ritmo y acierto (25-20).

 

Con David Moss equilibrando la balanza, el Emporio Armani Milán aceptó gustoso ese escenario de transiciones, que no obstante acabó siendo su condena. Porque en ese contexto, en el que el Real Madrid encuentra su mayor comodidad, no hay equipo que aguante a los de Laso. Y así fue.

 

Las rotaciones, que llegaron en el segundo cuarto, generaron una ola que sepultó a los italianos. Con Sergio Rodríguez en pista, los madridistas echaron a volar gracias a la intensidad de Marcus Slaughter a un lado de la pista y la brillantez del 'Chacho' (11 puntos en el segundo cuarto) en la otra. El Emporio Armani no acertaba a tapar todas las vías de agua abiertas y como resultado tuvo un severo correctivo ya al descanso (52-31).

 

Ni siquiera hubo amago de reacción tras la reanudación. Con los jóvenes talentos Melli y Gentile desaparecidos, los italianos sólo encontraron en los puntos de Langford (17) forma de aguantar a un Real Madrid ya a medio gas, sin necesidad de forzar la máquina para asegurar espectáculo y dirigirse hacia su tercera victoria en la Euroliga.

 

Los italianos se quedan con un registro de 1-2 mientras que el Real Madrid se sitúa 3-0, con un average total de +79, reflejo de su estado de forma en un inicio de curso en el que ya ha conquistado la Supercopa doméstica, marcha imbatido en Liga Endesa y asusta en cada compromiso europeo, consagrándose como uno de los grandes favoritos a la corona.