Un total de 341 universitarios de CyL se beneficiará este curso de becas Santander-CRUE-Cepyme de Prácticas en Empresa

Presentación de las becas
Un total de 341 alumnos de las ocho universidades públicas y privadas de Castilla y León se beneficiarán durante este curso 2012-2013 de las becas Santander-CRUE-Cepyme para realizar prácticas profesionales en pequeñas y medianas empresas de la Comunidad.
VALLADOLID, 17 (EUROPA PRESS)



Cada beca tendrá una aportación de 1.800 euros distribuidos en tres meses, durante el periodo comprendido entre febrero y septiembre de 2013. Las 7.500 becas suponen, por tanto, una inversión global de 13,5 millones de euros que será cubierta íntegramente por Banco Santander. Tras los dos cursos académicos, Castilla y León habrá recibido 490 becas por valor de 882.000 euros.

Las 341 becas consisten en la realización de prácticas profesionales en pymes de Castilla y León durante un periodo de tres meses para facilitar la posible inserción laboral de estos alumnos en el sector productivo.

Este número, más del doble que las concedidas en el curso 2011-2012 (149), se repartirá entre las 102 que recibirá la Universidad de Valladolid, las 97 de la de Salamanca, las 51 de la León, las 30 de la de Burgos, las 21 de la Pontificia de Salamanca, las 16 de la Europea Miguel de Cervantes de Valladolid, las doce de la Católica de Ávila y las doce de la IE University de Segovia.

Para la selección de los estudiantes, se tendrá en cuenta la posibilidad de que las empresas puedan adquirir el compromiso de ampliar la duración inicial de las prácticas a más de tres meses, y que sean 'spin-off' universitarias o empresas vinculadas a las cátedras de Empresa Familiar. Asimismo, también se ha valorado que estas empresas estén "especialmente adaptadas" a estudiantes con discapacidad o que tengan una relación anterior con las universidades participantes.

DESTINATARIOS

El programa está dirigido a todos los alumnos de grado o máster matriculados en las universidades españolas o centros adscritos a ellas, así como aquellos que en virtud de programas de movilidad académica o de convenios realicen estudios en las mismas.

Los estudiantes interesados deben haber superado el 50 por ciento de los créditos necesarios para obtener el título universitario y no mantener relación contractual con la universidad o con la empresa en la que realizan las prácticas. Cada beca está dotada con una cuantía mínima de 600 euros al mes, que podrá ser completada con cualquier otra ayuda aportada por la empresa de manera voluntaria.

Por su parte, las empresas interesadas en participar en esta convocatoria tendrán que ser una pyme o de autónomo con capacidad para "asegurar los mecanismos y procedimientos necesarios" para la realización de la práctica. Además, deberán de cumplir una serie de requisitos en términos de volumen de negocio y personal a su cargo.

El periodo de inscripción de universitarios y empresas a este programa estará abierto hasta el 31 de enero en la página web www.becas-santander.com.

Durante la presentación de esta becas, celebrada este lunes en la sede de la Consejería de Educación, el subdirector general de Banco Santander y director territorial para Castilla y León, José Jesús Rodríguez Almarza ha destacado el "compromiso social" de su entidad y ha defendido la importancia de estas iniciativas para favorecer el acceso de los jóvenes al mercado laboral "en un momento en el que el paro juvenil es del 50 por ciento".

"SATISFACCIÓN" E "ILUSIÓN"

El consejero de Educación, Juan José Mateos, ha trasladado su "satisfacción" y su "ilusión" por el proyecto, que permitirá que los universitarios de Castilla y León "puedan tener prácticas en empresas con una beca para afrontar sus gastos".

En representación de las universidades de Castilla y León y de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), el rector de la vallisoletana, Marcos Sacristán, se ha mostrado "complacido" por este programa que "rebasa los límites" que las instituciones académicas tienen a la hora de ofrecer una "enseñanza práctica en la empresa", cuya implantación en los programas educativos supone, a su juicio, un "desafío".

El acto ha contado también con la presencia del presidente interino de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale), Santiago Aparicio, el cual ha advertido de que las empresas necesitan "jóvenes universitarios que se incorporen al sector privado", por lo que se ha mostrado "orgulloso" del resultado de estas becas.

El proyecto, impulsado por Banco Santander a través de la División Global Santander Universidades, la CRUE y la Conferencia Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) se estructura en dos convocatorias para los cursos académicos 2011-2012 y 2012-2013, donde se han convocado 2.500 y 5.000 plazas, respectivamente, en todo el territorio nacional.

En la primera convocatoria, alrededor de 60.000 universitarios solicitaron la beca y casi 5.000 empresas se inscribieron en todo el territorio nacional. Una encuesta llevada a cabo entre los participantes revela que el 40 por ciento de los estudiantes han continuado en la empresa, ya sea con la ampliación de la beca (un 25 por ciento de ellos) o bien como empleados (15 por ciento). A su vez, el 83 por ciento de ellos afirma que la práctica ha cubierto sus expectativas.