Un total de 3.870 trabajadoras se ha beneficiado de la cobertura de las Mutuas por Riesgo durante el Embarazo

Las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social reconocieron a 3.870 mujeres trabajadoras de Castilla León, un 11,53% más que el año anterior, la prestación por Riesgo durante el Embarazo por un importe de 15.123263,52 millones de euros, un 11,36% más que en el ejercicio 2013, lo que representa el 4,97% del importe abonado en todo el territorio nacional.

Desde que las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social se hicieron cargo, en marzo 2007 y hasta diciembre de 2014, de la prestación por Riesgo durante el Embarazo, más de 400.000 mujeres trabajadoras a nivel nacional han accedido a la misma, habiendo recibido un total de 1.795,04 millones de euros en prestaciones económicas.

Durante 2014, en el conjunto del país casi 70.000 mujeres trabajadoras embarazadas han accedido a este subsidio abonado por su Mutua, lo que ha supuesto el abono de más de 304,5 millones de euros en prestaciones económicas. Los procesos de Riesgo durante el Embarazo respecto al año anterior han aumentado un 11,47%, pasando de 62.704 a finales de 2013 a 69.899 procesos en el mismo periodo del ejercicio 2014.

Por otro lado, el número de procesos relativos a la prestación por Riesgo durante la Lactancia Natural ha disminuido un 7,88% entre los ejercicios 2013 y 2014, pasando de 696 procesos en 2013 a 590 a finales del el ejercicio 2014.

Estas prestaciones tienen como objetivo proteger a la trabajadora embarazada y al feto, en caso de embarazo, o hijo, en caso de lactancia natural, cuando no existan en la empresa puestos de trabajo compatibles con su situación de embarazo o lactancia natural.

Por ello, cuando el cambio de puesto de trabajo no resulta técnica u objetivamente posible o no pueda razonablemente exigirse por motivos justificados, se produce una suspensión del contrato de trabajo, durante la cual la trabajadora tiene derecho a percibir un subsidio a cargo de su Mutua Colaboradora con la Seguridad Social.

La cuantía de estas prestaciones asciende al 100% de la base reguladora por Incapacidad Temporal derivada de Contingencias Profesionales, las cuales son financiadas por las cuotas por Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales que los empresarios y los trabajadores Autónomos pagan a la Seguridad Social.

Para sufragar esta prestación, las Mutuas han destinado en 2014 el 5,30% de las cuotas devengadas por Accidente de Trabajo, cuotas que más de un millón trescientas noventa mil empresas han confiado a las Mutuas, para la cobertura de las Contingencias Profesionales de sus trabajadores, el 98,45% del total de empresas españolas.