Un total de 21 locales de cinco municipios de Valladolid ofrecerán menús de lechazo en febrero

Un total de 21 establecimientos de cinco municipios de la ribera vallisoletana, el 20 por ciento más que en 2013, ofrecerá menús basados en lechazo, en los que se fusiona la cocina tradicional con la vanguardista, durante los sábados y domingos de febrero.

Así, Peñafiel, Castrillo de Duero, Curiel de Duero, Valbuena de Duero y Pesquera de Duero participarán en las III Jornadas de Lechazo de la Ribera de Duero, en las que se podrán degustar menús a 32 euros por persona, compuestos de entrantes, platos pricipales, postre vino de Origen Ribera de Duero, pan, agua y café o infusión.

 

Asimismo, diez bares ofrecerán este producto en forma de tapa, acompañado de diferentes productos autóctonos, como el queso, el vino, el pan, o productos de la huerta, y por un precio de 2,5 euros, según ha explicado el representante de la Cámara de Comercio de Peñafiel, David Sánchez, quien ha señalado que los precios se mantienen desde la primera edición.

 

Entre los platos se encuentra, por ejemplo, el lechazo al estilo tradicional asado en horno de leña, pero también más innovadores, como pierna de lechazo rellena de jijas en su salsa, o en brocheta con champiñones y brotes frescos, en canelones y gratinado de queso y, entre las tapas, hamburguesa de lechazo, en fajitas con guacamole, entre otras variantes.

 

En cuanto a la innovación, Sánchez ha destacado que se intenta apostar por otro tipo de cocina, ya que ahora hay "más demanda" de cara a diversificar los productos, al tiempo que ha apuntado que el 30 por ciento del turismo que va a Ribera de Duero es por motivos gastronómicos.

 

De esta forma, se pretende potenciar el turismo y la gastronomía de la provincia, así como apostar por el lechazo, "seña de identidad y de calidad" de Valladolid, que resulta "atractivo" si encima se combina con vino Ribera de Duero, tal y como ha asegurado el diputado provincial de Turismo, Víctor Alonso.

 

"MES DIFÍCIL"

 

En cuanto al turismo, la vicepresidenta del Centro de Iniciativas Turísticas de la Ribera de Duero de Valladolid, Laura Fernández, ha apuntado que con las dos jornadas pasadas se ha revitalizado el sector de la hostelería, ya que en el mes de febrero, "el más difícil en este sentido", es cuando existe menos actividad turística, y en este línea ha señalado que se ha incrementado alrededor de un 40 por ciento.

 

Por su parte, el alcalde de Peñafiel ha recalcado que el sector ganadero encuentra "dificultades" a la hora de comercializar el lechazo, y por ello, estas jornadas ayudan a potenciarlo, al tiempo que ha agradecido la colaboración público y privada por llevar a cabo estas actividades.

 

Asimismo, durante febrero y con motivo de estas jornadas, se celebrarán visitas teatralizadas al Castillo de Peñafiel y el Museo del Vino, donde se ha notado también una subida de en torno a un siete por ciento en cuanto a turismo, a juicio del alcalde.