Un total de 202 deportistas consigue la categoría de Alto Nivel en Castilla y León

 
La Consejería de Cultura y Turismo de Castilla y León ha declarado un total de 202 deportistas de Alto Nivel por sus resultados en 2011 y 2012, lo que supone para ellos importantes beneficios como facilitar la compatibilización de estudios con la asistencia a entrenamientos y competiciones oficiales o el acceso preferente en las instalaciones deportivas de la Junta de Castilla y León.

En concreto, 182 de ellos han obtenido esta distinción tras tener en cuenta los resultados obtenidos por los deportistas en 2011 y tras valorar 241 solicitudes presentadas a través de las federaciones deportivas de Castilla y León, han informado fuentes del Gobierno autonómico.

Además de los 182, también se ha declarado Deportistas de Alto Nivel de forma extraordinaria a 19 deportistas y a un entrenador por los resultados obtenidos en 2012, conforme al Artículo 37 del Decreto 51/2005, que indica que podrá solicitarse la declaración de deportista castellanoleonés de alto nivel fuera del plazo establecido cuando, habiéndose obtenido triunfos deportivos relevantes a estos efectos durante el año en curso, pueda, asimismo, de forma motivada, alegarse que su reconocimiento durante ese mismo año podría comportar para el deportista beneficios inmediatos.

De los 202 Deportistas de Alto Nivel declarados, 166 son deportistas, 33 entrenadores, dos árbitros y un juez. El mayor número corresponde a la Federación de Atletismo, con 32; seguida de la Federación Polideportiva de Discapacitados, con 26; Patinaje, con 25; y Deportes de Invierno, con 16.

Esta declaración distingue a aquellos deportistas que han obtenido importantes resultados a nivel nacional o internacional, como lograr hasta el tercer puesto en Campeonatos de España; pertenecer a selecciones españolas; finalizar entre los dieciséis primeros puestos en Campeonatos de Europa o del Mundo; o conseguir determinadas posiciones en ránkings Nacionales o Mundiales.

Esta distinción implica la posibilidad de obtener beneficios para los deportistas, entrenadores y árbitros castellanosleoneses, como facilitar la realización de estudios y compatibilizarlos con la asistencia a entrenamientos y competiciones oficiales, además de contar con acceso preferente para utilizar las instalaciones deportivas de la Junta de Castilla y León.